Redacción BLesLa multinacional tecnológica Apple suspendió las labores de dos plantas ensambladoras del teléfono celular Iphone 12 en China, luego de descubrir que en ellas se abusaba laboralmente de trabajadores que prestaban labor bajo el programa de ‘estudiantes trabajadores’.

En las plantas ubicadas en las ciudades de Shangai y Kunshan, en el este de China, se sometía a los estudiantes que trabajaban en los turnos nocturnos, a horas extraordinarias y en puestos no relacionados con sus especialidades, informó Bloomberg el 9 de noviembre. 

“Pegatron [la empresa contratista] clasificó erróneamente a los estudiantes trabajadores en su programa y falsificó el papeleo para ocultar las violaciones de nuestro Código, incluyendo el permitir a los estudiantes trabajar por la noche y/u horas extras y en algunos casos realizar trabajos no relacionados con su especialidad”, señaló Apple.

Apple ha sido criticada por la forma en que sus trabajadores son exigidos laboralmente en territorio chino.

En el 2010 una serie de suicidios ocurridos en las plantas de producción de la principal empresa asociada con Apple causó grandes críticas. 

A partir de entonces se endurecieron las disposiciones en un intento por mejorar las condiciones laborales, pero, al parecer, el número de subcontratistas supera su capacidad de controlarlos, según Bloomberg. 

Le recomendamos:

Foxconn empezó en la ciudad de Shenzhen, China, en 1998 con 150 empleados y en el 2018, ya eran 863.000. 

Sus ingresos alcanzaban los 175.600 millones de dólares, según reseñó South China Morning Post en abril. 

No obstante, mientras Apple obtuvo el 22,4% en utilidades en el 2018, a Foxconn solo le correspondió una décima parte, el 2.4%.

“No hablar, no reír, no comer, no dormir” son las instrucciones para los trabajadores durante las horas de trabajo, sostiene el libro Muriendo por un iPhone: Apple, Foxconn y La vida de los trabajadores de China, de los investigadores Jenny Chan, Mark Selden y Pun Ngai.

Las sanciones por romper las reglas incluyen copiar pasajes de las citas de Gou [Terry Gou Tai-ming, el jefe de Foxconn] y escribir autocríticas que son leídas en público.

Por otro lado, los gerentes de línea tienen estrictas cuotas de producción y deben trabajar sin descanso para cumplirlas.

Además, los trabajadores deben pasar por zonas de seguridad especiales al entrar, y los teléfonos, dispositivos de grabación y objetos metálicos están prohibidos. Suelen tener solo un día libre al mes. 

Pegatron anunció que había corregido las anomalías reveladas por Apple. 

“Al descubrir esta actividad de incumplimiento, inmediatamente sacamos a los estudiantes trabajadores de las líneas de producción…”, reportó Pegatron agregando que se les compensaría adecuadamente.

Condiciones de trabajo tan extremas parecen ser habituales en las empresas vinculadas al Partido Comunista de China (PCCh).

Por su parte, la administración Trump sancionó a las empresas que producen sus artículos en los campos de trabajos forzados, regulados por el PCCh, en los que se recluyen a millones de los uigures, a los practicantes de Falun Dafa y a los miembros de otras minorías raciales o religiosas perseguidas por su fe. 

Jose Hermosa – BLes.com