Al menos siete personas murieron el miércoles tras la caída de un autobús a un abismo en los Andes de Perú, informaron las autoridades.

El vehículo de la empresa de transporte interprovincial Power cayó 50 metros cuando recorría la carretera Panamericana cerca de la laguna de Huacarpay, en la provincia de Quispicanchi de Cusco.

El transporte había partido de la ciudad de Puno, ubicada a unos 332 kilómetros al sureste de la capital regional de Cusco.

En declaraciones a la emisora Radio Programas de Perú el jefe de la Unidad de Protección de Carreteras de la Policía Nacional, comandante Fidel Gazaniga Garrido, reportó que de manera preliminar se contabilizaron siete fallecidos y más de 30 heridos.

Por su parte, Jorge Beltrán, gerente general de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Cargas y Mercancías informó que el vehículo interprovincial se trasladaba a más de 80 kilómetros por hora en una zona donde la velocidad máxima permitida es de 35 kilómetros por hora, según arrojó el GPS del autobús.

Perú registra anualmente un alto índice de accidentes en las empinadas y estrechas carreteras del país, la mayoría de ellos por exceso de velocidad.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: América Perú

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.