Redacción BLesEl pasado miércoles por la madrugada, el Departamento de Justicia de EE. UU. emitió una directiva para autorizar el traslado de agentes federales a los centros de votación con la finalidad de investigar si existe fraude luego de que las urnas cerraran para el recuento de votos, informó USA Today

Los funcionarios del Departamento de Justicia contactaron a los fiscales de los Estados Unidos en todo el país a través de un memorándum, indicando que la prohibición de la presencia de agentes federales sólo aplica el día de las elecciones, más no luego del cierre de la votación.

El estatuto “no impide que los agentes federales armados respondan, investiguen o incluso prevengan los delitos federales en los centros de votación cerrados u otros lugares donde se cuenten los votos”, escribió Richard P. Donoghue a través de un correo electrónico.

Si bien Donoghue no especificó nada sobre la aprobación del Departamento de Justicia para el despliegue de agentes federales, sí sugirió que debería de estar al tanto de cualquier decisión que se tomara al respecto.

“En caso de que surja la necesidad de enviar agentes de la ley federal a tales lugares, por favor, haga notificaciones inmediatas al departamento”, indicó.

Un funcionario del Departamento de Justicia dijo al Washington Times que  el memorándum había sido enviado buscando prevenir cualquier interrupción en el recuento de votos, y señaló que el Departamento de Justicia quería asegurarse de que los funcionarios estatales y locales supieran que el gobierno federal estaba disponible para ayudar.

El presidente Trump anunció meses atrás la posibilidad de que los agentes federales brindaran acompañamiento en los centros de votación con el ánimo de evitar lo que ha llamado como un ‘gran fraude electoral’.

Le recomendamos:

“Vamos a tenerlo todo (…) Vamos a tener sheriffs, y vamos a tener fuerzas del orden, y esperamos tener abogados de EE.UU. y vamos a tener a todo el mundo, y fiscales generales. Pero es muy difícil”, dijo el presidente al presentador de Fox News, Sean Hannity.

La decisión del presidente para enviar a las fuerzas del orden público a las urnas se produjo a raíz de las constantes denuncias que ha hecho en cuanto sobre el inminente fraude que se produciría mediante el sistema de voto por correo.

Entre tanto, como indica el Washington Times, la medida del Departamento de Justicia para enviar agentes federales a los lugares de votación provoca el disgusto de los demócratas mientras que aún continúa el conteo de votos en algunos estados donde hay un estrecho margen de diferencia entre el presidente Trump y el candidato demócrata, Joe Biden.

Los demócratas y los grupos liberales criticaron a comienzos de año a Trump y al fiscal general William Barr por autorizar a los agentes federales para intervenir el Parque Lafayette Square cerca de la Casa Blanca en medio de las protestas del verano.

El presidente Trump a sí mismo ha desplegado agentes federales para sofocar las protestas en ciudades de todo el país, incluidas Seattle y Portland, Oregón.

El pasado fin de semana, el presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley aclaró que no se desplegarían tropas para resolver cualquier disputa electoral, pero aclaró que sí apoyarían la aplicación de la ley si se les preguntaba.

“Apoyamos la aplicación de la ley, ya sea a nivel federal o estatal, local… no vigilamos las calles de Estados Unidos”, informó One America News

“Por lo tanto, en el caso de que se convoque a miembros de la Guardia Nacional que estén especialmente capacitados y preparados para ese tipo de operaciones, si nos piden, lo pediremos y apoyaremos para proteger la propiedad federal y respaldar la aplicación de la ley”.

César Munera – BLes.com