Redacción BLes– Líderes religiosos negros defendieron a la jueza Amy Coney Barrett tras las críticas que recibió por su fe católica luego de los informes que señalan que podría ser la nominada del presidente estadounidense Donald Trump para la Corte Suprema.

Según fuentes citadas el viernes por varios medios de comunicación, el presidente Trump habría seleccionado a Barrett para ocupar el lugar que quedó vacante en el máximo tribunal estadounidense tras el deceso de la exjueza Ruth Bader Ginsburg.

La eventual decisión del mandatario despertó críticas desde sectores liberales al cuestionar el lugar que ocuparía la fe en las decisiones que Barrett podría tomar como miembro de la Corte. En este marco, es que clérigos, académicos y pastores de la comunidad negra salieron en defensa de la magistrada.

“Los ataques a sus creencias cristianas y a su pertenencia a una comunidad católica cristiana reflejan una alta intolerancia religiosa que no tiene un lugar legítimo en nuestros debates políticos o en la vida pública”, señala la carta firmada por líderes católicos cristianos y pentecostales negros.

En realidad, los ataques a Barrett por su fe comenzaron hace tres años, cuando el presidente Trump la nominó por primera vez para la Corte de Apelaciones de EE. UU. para el Séptimo Circuito, cargo que ocupa en la actualidad.

En las audiencias de confirmación de Barrett en 2017, miembros del Partido Demócrata, como la senadora por California Dianne Feinstein, sugirieron que su creencia en el catolicismo la hacía no apta para servir como juez.

En este marco, los líderes religiosos negros que firmaron el 25 de septiembre la carta titulada ‘Una defensa negra de la libertad de conciencia y Amy Coney Barrett’ señalaron: “Condenamos estos viles ataques, que comenzaron hace tres años durante el proceso de su confirmación para el puesto judicial que ocupa actualmente”.

“Como descendientes de esclavos somos particularmente sensibles a los actos de discriminación y exigimos el fin de esta conducta reprobable”, aseguraron en el texto que fue publicado por el Seymour Institute for Black Church and Policy Studies, una institución dedicada a la educación y formación de líderes de la iglesia negra.

De confirmarse la nominación y si la misma es aprobada por el Senado, Barrett se convertirá en el tercer juez de la Corte Suprema nominado por la administración Trump, sumándose a las designaciones de Neil Gorsuch (2017) y Brett Kavanaugh (2018).

Bajo este nuevo escenario, el máximo tribunal estadounidense contaría con una mayoría conservadora de 6-3.

Cabe destacar que la nominación y eventual confirmación de Barrett se da en el marco de la campaña electoral que definirá al próximo presidente estadounidense el 3 de noviembre.

Durante un mitin en Virginia el viernes por la noche, el presidente Trump dijo que su rival, el candidato demócrata Joe Biden, si fuera elegido, llenaría la Corte Suprema de extremistas.

“Dicen que lo más importante que se puede hacer es el nombramiento de jueces, especialmente el nombramiento de magistrados de la Corte Suprema. Eso es lo más importante que puede hacer un presidente porque marca el tono del país durante 40 años, 50 años, quiero decir, mucho tiempo”, señaló Trump al respecto en el Aeropuerto Internacional Newport News / Williamsburg.

“Si se le da el poder, la izquierda radical llenará la Corte Suprema de extremistas que tacharán las palabras ‘bajo Dios’ del Juramento a la Bandera”, afirmó el mandatario.

Miguel Díaz – BLes.com