Redacción BLes– Un Gran Jurado acusó a la alcaldesa demócrata de la ciudad de Rochester, estado de Nueva York, EE. UU., Lovely Warren, de fraude en la financiación de la campaña política, dentro de un juicio que se le sigue desde 2017.

Los delitos que se le asignan son, esquema de fraude en primer grado y violación de la ley electoral, por los que podría ser condenada de uno a cuatro años de prisión, señaló el medio local Rochester First, del 2 de octubre. 

Junto con la alcaldesa Warren son juzgados Albert Jones Jr. y Rosiland Brooks-Harris, el Director Financiero de Rochester, bajo la jurisdicción de un juez de la Corte del Condado de Cayuga, explicó la fiscal de distrito del condado de Monroe, Sandra Doorley.

La Junta de Elecciones del Estado de Nueva York realizó una investigación que arrojó como resultado la transferencia de 30.000 dólares del Comité de Acción Política (PAC, por la sigla en inglés) de Warren a otro de los grupos de su campaña, lo que está prohibido en el estado de Nueva York. 

“Todos queremos que nuestras elecciones se desarrollen de forma justa y estas son las leyes en los libros para permitir y asegurar que las personas que entran en un cargo político sigan las reglas para que haya igualdad de acceso para todos”, indicó Doorley. 

Asimismo, consideró las consecuencias que podrían tener para Warren sus delitos, de ser hallada culpable.

“Aunque es poco probable que Warren sea encarcelada, podría perder su pensión si se determina que el asunto es un delito relacionado con un cargo público, y también podría perder su licencia de abogada”, informó el USA Today. Warren no ha sido arrestada pero será procesada, según Doorley.

Las acusaciones de fraude en la financiación de las campañas o en el manejo irregular de los fondos suelen ser frecuentes en los dirigentes demócratas.

En este sentido, la representante demócrata Ilhan Omar ha llegado a generar una lista considerable con las irregularidades que, aparentemente, han caracterizado su carrera política. 

Hasta mediados de agosto, el periodista de investigación, David Steinberg, alcanzó a enumerar 32 delitos de cierta gravedad, que podrían afectar seriamente la carrera política de Omar. 

Algunos de esos delitos involucrarían a sus parientes y aún a su esposo actual, a quien habría transferido fondos de su campaña política, de manera irregular, desde que iniciaron sus relaciones, años antes de casarse. 

A lo largo de sus investigaciones, Steinberg, publicó evidencia verificable de las acusaciones contra Omar. 

Steinberg escribe sobre la existencia de “causas probadas para investigar a Omar por ocho casos de perjurio, fraude migratorio, fraude matrimonial, hasta ocho años de fraude fiscal estatal y federal, dos años de fraude de préstamos estudiantiles federales e incluso bigamia”.

“Para ser claros: los hechos describen quizás la ola más extensa de mala conducta legal cometida por un miembro de la Cámara en la historia de Estados Unidos”, enfatizó Steinberg en un extenso artículo del año pasado, en que también publicó fotos de Omar.

Jose Hermosa – BLes.com