El presidente Alberto Fernández, en una entrevista en exclusiva para el medio Telefe, volvió a culpabilizar una vez más a los ciudadanos por la subida de los contagios por coronavirus y aprovechó para anunciar más controles para evitar la propagación del virus.

Alberto Fernández, se mostró poco conciliador durante una entrevista en el medio Telefé Noticias, cuando le cuestionaron las medidas tomadas por el Ejecutivo durante la pandemia, ya que, a pesar de llevar tres meses en cuarentena obligatoria, los casos de coronavirus siguen aumentando.

“Querían salir a correr, salgan a correr. Querían salir a pasear, salgan a pasear. Querían locales de ropa abiertos, abran los locales. Pero estas son las consecuencias”, expresó.

El primer mandatario anunció que en una reunión en conjunto con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y Diego Santilli en representación de la ciudad de Buenos Aires se decidió endurecer el uso del transporte público, ya que solamente podrá ser utilizado por los trabajadores considerados esenciales a partir de este viernes a las 00 horas. Cabe destacar que las personas que posean permiso especial tendrán que volver a tramitarlo.

“Crece el movimiento de gente y crece el contagio. Esto pasa en CABA y en la Provincia. Eso es lo que nos llevó a ver de qué modo nosotros podemos ponerle un freno ya a la mayor circulación que se está observando. Por eso hemos tomado la decisión de que a partir de mañana a as 00 horas solamente podrán tomar el transporte público los esenciales. Van a caducar todos los permisos y todos se tendrán que sacar los permisos de nuevo”, dijo.

Gran cantidad de expertos en el área de salud habían denunciado en reiteradas ocasiones que en el invierno se iba a complicar mucho más la situación, ya que aumentan las enfermedades propias que ocurren en dicha estación.

El presidente también hizo hincapié en la ocupación de las camas de terapia intensiva, ya que según un reporte del Ministerio de Salud, la ocupacion es de un 47%, de las cuales solo un 5% han sido alojadas por pacientes infectados por coronavirus.

“Tengo un compromiso ético y es no abandonarlos. Tengo que cuidar la salud de la gente y cuando veo que las camas se ocupan me preocupo. Presten atención a lo que estamos haciendo porque algo no estamos haciendo bien. Sé que estamos viviendo un momento económico traumático pero sé que si no hacemos algo la vida de muchos argentinos corre riesgo”, dijo Fernández excusándose, ya que al principio de la cuarentena el presidente había prometido inaugurar pequeños hospitales que sirvieran para la atención de pacientes con Covid-19, que lamentablemente nunca se realizaron.

Vicentín, Latam y la economía argentina

El presidente también fue cuestionado por la expropiación de Vicentín y la grave situación económica que atraviesa el país, que ha obligado a una gran cantidad de locales a cerrar sus puertas definitivamente. Según sostienen los empresarios, es imposible mantener un negocio a flote cuando cierra sus puertas por más de 90 días.

Sobre Vicentín el primer mandatario aifrmó que “no estamos expropiando una empresa que funciona maravillosamente bien, está acusada de una serie de maniobras que han hecho un enorme daño al sector cerealero argentino. Dejaron a 2.600 productores sin pagarles, dejaron a bancos nacionales impagos, y hay acreedores externos que dan cuenta de lo que está pasando en esa empresa. Hay operaciones denunciadas de lavado de dinero y de malversación de fondos en Paraguay”.
Y agregó que, aun si se expropiara la empresa, el concurso va a seguir.

“El concurso va a seguir, no lo suspendí, y si finalmente se lleva adelante la expropiación, el concurso va a seguir. Como suelo escuchar, me tomé unos días para ver si hay alguna alternativa, pero nadie me la trajo. La sigo esperando esa alternativa. Estoy absolutamente abierto a escuchar cualquier propuesta, pero tiene que ser el objetivo último que nos pusimos, que es recuperar la empresa”.

Sobre la ida de la aerolínea Latam de tierras argentinas, Fernández afirmó que “no es nada diferente a lo que están atravesando las aerolíneas en todo el mundo”, y lamentó su ida del país.

“Hubiera querido que no tome esta medida, pero tiene que ver con lo que le pasa en el mundo. Aerolíneas Argentinas también tiene el problema, y Lufthansa también, la tuvo que socorrer el Estado alemán, lo tienen Alitalia y todas las líneas aéreas. Vamos a ver cómo evoluciona el tema”, afirmó.

Fuente: La Derecha Diario