Redacción BLes – Con las elecciones legislativas a la vuelta de la esquina, y una inflación de marzo que bordeó el 5% mensual, el Gobierno socialista de Argentina está decidido a profundizar el rumbo que ya ha fracasado y se espera lo peor.

Con el déficit fiscal y la emisión monetaria fuera de control, Alberto Fernández buscará poner un parche en lugar de atacar el problema de raíz para bajar la inflación.

Sí, el gobierno argentino apunta a fortalecer los controles de precios, medida que ya ha fracasado en el pasado, está fracasando en el presente y fracasará en el futuro.

Y, lamentablemente para la mesa de los argentinos, lo único que conseguirá Fernández con la profundización de los controles de precio será el desabastecimiento.

Mientras más a fondo vaya con esta locura, más vacías quedarán las góndolas.

Mira el video en la parte superior y te darás cuenta de que esto no es una opinión, sino un análisis económico básico respaldado por tantos años de historia humana.

Le recomendamos: