Redacción BLes – En medio de interrogatorios y allanamientos de oficinas desde Chicago hasta Springfield, la poderosa maquinaria demócrata de Illinois se encuentra amenazada.

Las redadas de los agentes federales en al menos 9 hogares y oficinas, responden a la investigación de una amplia red de corrupción y mecenazgos que involucra a Commonwealth Edison, la empresa de servicios públicos más grande del estado y a la operación política dirigida por el presidente de la Cámara de Representantes Mike Madigan, el demócrata más poderoso de Illinois, de acuerdo a The Hill.

Según dos personas que se presentaron para entrevistas con la policía, los agentes estuvieron haciendo preguntas sobre Madigan, su operación política y sus asociados.

Una parte de la investigación parece centrarse en el ‘ejército de cabilderos’ que Commonwealth Edison y su empresa matriz, Exelon, emplean en Springfield, algunos de los cuales supuestamente ganaron contratos para trabajos en los que no se presentaron.

Por su parte, las compañías reconocieron públicamente haber recibido al menos dos citaciones que buscan información sobre sus prácticas de cabildeo en Springfield y su relación con el exsenador estatal, el demócrata Martin Sandoval, cuya renuncia a su cargo entrará en vigor el 1 de enero de 2020. 

Durante varias redadas durante el mes de septiembre en la oficina de Sandoval y en su residencia, los agentes federales encontraron información sobre personas de Springfield y sus intereses monetarios, entre ellos el magnate de los videojuegos Rick Heidner, el magnate de la pavimentación de carreteras Michael Vondra y la anteriormente nombrada Commonwealth Edison y su matriz, Exelon Corp, de acuerdo a la estación de radio WBEZ Chicago.

De las 23 empresas de cabildeo que Exelon pagó para abogar en su nombre este año, 15 tienen vínculos con Madigan, informó la WBEZ . Ocho de esas empresas emplean a exempleados superiores de Madigan, cinco emplean legisladores demócratas estatales retirados que sirvieron bajo Madigan y dos emplean a abogados que trabajaron para Madigan y al mismo tiempo presionaron por la empresa de servicios públicos.

Los agentes federales también allanaron las casas y oficinas de varios cabilderos prominentes que tenían contratos con Exelon. 

En julio, el FBI allanó la casa de Michael McClain, otro cabildero de ComEd y uno de los confidentes más cercanos de Madigan. En noviembre, el Chicago Tribune informó que los agentes federales habían intervenido los teléfonos de McClain, aunque no estaba claro si Madigan fue grabado en alguna conversación.

El FBI también está interesado en los pagos realizados a Quinn después de que fue despedido de la operación política de Madigan. El Chicago Tribune obtuvo correos electrónicos que mostraban que McClain hizo fila con más de 30.000 dólares en pagos a Quinn por parte de cabilderos de ComEd.

Finalmente McClain se retiró del cabildeo en 2016, aunque los registros muestran que ComEd continuó pagándole cientos de miles de dólares por servicios de consultoría.

El centro del escándalo apunta a Mike Madigan, una figura destacada en la política de Illinois, donde se ha desempeñado como Presidente de la Cámara del Estado durante todos menos dos de los últimos 36 años. También se ha desempeñado como presidente del Partido Demócrata del estado desde 1998. 

El estado de Illinois, principalmente demócrata, ha sido sujeto de escrutinio en los últimos años debido a sus grandes redes de corrupción y a la idea que tienen muchas personas que piensan que está bien obtener un beneficio personal por parte del Estado.

[SÚMATE A NUESTRO GRUPO “HISPANOS POR TRUMP” Y DÉJANOS TU OPINIÓN]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds