Redacción BLes – El presidente Donald Trump reveló el pasado viernes 13 de diciembre que Estados Unidos ha alcanzado un “gran acuerdo de primera fase” con China, anunciando que habrán cambios estructurales, compras masivas de productos agrícolas, energía y bienes manufacturados.

La administración Trump acordó mantener los aranceles del 25 por ciento sobre alrededor de $250 mil millones de dólares en importaciones chinas, aclarando que con el nuevo acuerdo alcanzado no habrá penalización sobre los bienes de consumo chinos por valor de $160 mil millones de dólares

“Las tarifas de penalización establecidas para el 15 de diciembre no serán cobradas debido al hecho de que hicimos el trato. Comenzaremos las negociaciones sobre el Acuerdo de la Fase Dos inmediatamente, en lugar de esperar hasta después de las elecciones de 2020. Este es un trato increíble para todos. Gracias!”, escribió el presidente en Twitter.

Por otro lado, China acordó eliminar aranceles a los productos estadounidenses, y también prometió comprar más productos agrícolas.

De acuerdo con Usa Today, el acuerdo incluye detalles aún no hechos públicos en los cuales estarían incluídas las demandas de los Estados Unidos a China para exigir como condición a las empresas que proporcionen los derechos de propiedad intelectual junto con secretos tecnológicos.

Entre tanto, el viceministro de Comercio de China expresó que el acuerdo representa un “progreso significativo” para culminar con la actual disputa comercial que ha tomado lugar entre las dos naciones por 17 meses, además aseguró que la medida “traerá mejores condiciones para todos”.

Por su parte, el representante de Comercio de los Estados Unidos Robert Lighthizer, señaló: “El presidente Trump se ha centrado en concluir un acuerdo de Fase Uno que logra cambios estructurales significativos y plenamente ejecutables y comienza a equilibrar la relación comercial entre Estados Unidos y China”.

“Este acuerdo sin precedentes logra esos objetivos muy importantes y no hubiera sido posible sin el fuerte liderazgo del Presidente”, agregó el representante de Comercio estadounidense.

Desde el mes de julio, la administración Trump impuso impuestos de importación por valor de $360 mil millones de dólares en productos chinos. De acuerdo con New York Post, en cuanto a Pekín, hasta ahora ha grabado 120 mil millones de dólares en exportaciones estadounidenses, incluyendo productos importantes para el sector rural como la soja.

Como señala de New York Post, el presidente Trump aseguró que las conversaciones actuales permitirán que haya una apertura en el mercado del régimen comunista:

“Esa será una de las mejores ofertas de la historia, y finalmente conducirá a la apertura de China, que es algo increíble porque es un gran mercado sin explotar de 1.500 millones de personas”.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Hong Kong?

videoinfo__video2.bles.com||06daa9374__

Ad will display in 09 seconds
Temas: