Redacción BLes– El sindicato de maestros de Chicago debió pedir disculpas luego de haber publicado un polémico mensaje en su cuenta oficial de Twitter el domingo, asegurando que “el impulso para reabrir las escuelas tiene sus raíces en el sexismo, el racismo y la misoginia”.

Una irrazonable idea provocó que el sindicato de maestros de Chicago publique un tuit enfrentando toda evidencia científica respecto al daño que se le está haciendo a los niños con las normativas que mantienen las escuelas cerradas, sobre todo aquellos de sectores más pobres quienes tampoco pueden acceder a los métodos de educación online.

Lo más cuestionable del mensaje fue que argumentaron su idea diciendo que la corriente que apunta a la reapertura de las escuelas tiene sus raíces en el sexismo, el racismo y la misoginia.

El mensaje recibió una enorme cantidad de críticas lo que obligó al sindicato a eliminar el tuit, sin embargo luego escribieron otro confuso mensaje a modo de “disculpas”, aunque pareciera que en el fondo están validando el mensaje original:

“Es un problema complejo. Requiere matices. Y mucha más discusión. Más importante aún, las personas a las que afecta la decisión merecen más. Así que continuaremos dándoles eso. Aprecie los comentarios de quienes realmente están en la lucha.”

“Entonces, ¿por qué los padres de minorías están demandando en California diciendo que el aprendizaje virtual ha dejado atrás a sus hijos? Dice que se preocupa por sus estudiantes, pero claramente no es así”, respondió Curtis Houck adjuntando una nota del Washington Post que da crédito a su acusación.

Lejos del argumento pronunciado por el sindicato, tal como lo marcaron muchas de las respuestas al polémico tuit, hay muchos estudios que aseguran que los cierres de escuelas por el virus del PCCh han dañado desproporcionadamente a los estudiantes de minorías y por esto mismo los expertos en salud pública tienden a apoyar la reapertura de las escuelas.

Le recomendamos:

El comentario del sindicato se dio justo en el momento donde se reavivó la discusión sobre el impacto del cierre de las escuelas y la decisión que deben tomar las autoridades estatales sobre cómo manejar el asunto de la educación, en un momento como este, en que las cuestionadas cifras de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) aseguran que hay un aumento en los contagios del virus del PCCh por causa de un rebrote.

Importantes estudios y la experiencia europea, aseguran que las escuelas no son un foco de infección, y que la tasa de contagio y transmisibilidad de los niños es realmente mínima. 

Esta postura es la que viene pronunciando el presidente Trump y todo su equipo desde hace meses. Incluso Trump llegó a amenazar con cortar con los fondos federales de educación a aquellos estados que se negaban a reabrir las instituciones educativas en el otoño. 

En un tuit el 10 de julio Trump dijo: “Ahora que lo hemos presenciado a gran escala y de primera mano, el aprendizaje virtual ha demostrado ser terrible en comparación con el aprendizaje en la escuela o en el campus. ¡Ni siquiera cerca! Las escuelas deben estar abiertas en el otoño. Si no está abierto, ¿por qué el gobierno federal daría fondos? ¡¡¡No lo hará!!!”.

Andrés Vacca – BLes.com