Redacción BLes– El Secretario de Estado Mike Pompeo figura como principal orador en un importante evento organizado por una iglesia cristiana en Miami, Florida, que se realizará la noche del 3 de octubre, justo un mes antes de las elecciones presidenciales. La decisión de que uno de los principales funcionarios de la administración Trump participe en este evento, a tan solo un mes de las elecciones presidenciales, implica una nueva muestra de sus firmes e inquebrantables ideales conservadores.

El evento es en conmemoración al 15 aniversario del nacimiento del Consejo de Política Familiar de Florida, para el cual se organizó una importante cena de gala, y Mike Pompeo está siendo anunciado como el invitado principal. El sitio web oficial de la organización dice que su misión es luchar “para que las familias de Florida protejan a los no nacidos, el matrimonio natural, la libertad religiosa y más”.

La Gala todos los años presenta una temática diversa en torno a la que giran las disertaciones durante el evento. Según informó la página del evento, en esta nueva oportunidad el tema elegido será “Inspirando una era de esperanza”. Los boletos VIP individuales costarán 500 dólares, mientras que un boleto de cena individual costará 125 dólares con asientos asignados.

También hay otras formas de donación que incluyen el nivel bronce con un aporte voluntario 1.500 dólares, nivel plata por 3.000 dólares, nivel oro por 5.000 dólares y nivel platino con un aporte de 10.000 dólares.

Por su lado el presidente Trump, según reportó AP News, prometió el miércoles pasado firmar una orden ejecutiva que requerirá a los proveedores de la salud, que obligatoriamente deben brindar atención médica a todos los bebés nacidos vivos, sin ningún tipo de excepción. Buscando continuar mostrar sus valores pro vida y llegar a los sectores conservadores que se oponen al aborto. 

La administración Trump no dio a conocer mayores detalles sobre la posible orden ejecutiva, sin embargo el anuncio del presidente no es una novedad, en reiteradas ocasiones Trump se ha pronunciado en contra del aborto y a favor de la vida. 

Paralelamente, se registraron numerosos intentos de legisladores republicanos, que han buscado en Washington y otras capitales de estados en el país, aprobar legislaciones que amenacen con prisión a los médicos que no intenten salvar la vida de los bebés nacidos vivos, incluso durante prácticas abortivas. 

Actualmente, la legislación vigente dice que no necesariamente es un delito que un médico renuncie a realizar una intervención sofisticada en los casos en que las anomalías fetales en el recién nacido afecten la posibilidad de supervivencia futura. Esto deja en última instancia a criterio del profesional, la decisión de realizar o no una práctica que, eventualmente, podría salvar al niño. 

El gobierno de Estados Unidos registró entre 2003 y 2014, 143 muertes de bebés nacidos vivos durante intentos de aborto tardío, que no recibieron ningún tipo de práctica de emergencia médica para salvarlos.

En el Desayuno Nacional de Oración Católica en que participó el presidente Trump de manera virtual la semana pasada, dijo que su orden ejecutiva garantizará que los bebés nacidos vivos sin importar las circunstancias, “reciban la atención médica que merecen”. “Este es nuestro sacrosanto deber moral”, agregó el presidente Trump.

La libertad en democracia permite que los candidatos a cualquier cargo político busquen a sus votantes en aquellos sectores, que por ideología o conveniencia, deseen representar. Una vez más queda al descubierto la diferencia respecto a los valores que rigen sobre los dos candidatos principales en las próximas elecciones a presidente. 

Por un lado, el candidato republicano y actual presidente, Donald Trump, defendiendo los valores de la vida y los derechos de los seres humanos por nacer, por el otro, el candidato demócrata Joe Biden, en su aparente defensa de los valores de la justicia social, brindando apoyo a los sectores que protagonizaron destrozos, saqueos y violencia generalizada durante las manifestaciones de los últimos meses a lo largo de todo el país.

Andrés Vacca – BLes.com

Temas: