Redacción BLes– Unas lluvias sin precedentes provocaron la crecida de las aguas en el centro de Tennessee el 21 de agosto. Al menos 22 personas han muerto y docenas siguen desaparecidas.

“Las cosas se están moviendo rápidamente, y estamos encontrando gente a diestro y siniestro”, dijo el jefe de la oficina del sheriff del condado de Humphreys, Rob Edwards, según el New York Post.

El Servicio Meteorológico Nacional informó de que en el condado de Humphreys cayeron hasta 17 pulgadas (43 centímetros) de lluvia en menos de 24 horas, batiendo el récord de Tennessee de precipitaciones en un día por más de 3 pulgadas (8 centímetros), según la Radio Pública Nacional.

Los gemelos Ryan y Riliegh, de 7 meses, fueron arrastrados de los brazos de su padre en Waverly durante la inundación. No sobrevivieron y sus cuerpos han sido recuperados, según el periódico.

El sheriff Chris Davis luchó contra las lágrimas al revelar que uno de sus mejores amigos también estaba entre las numerosas víctimas.

“Acaban de ir a buscar a uno de mis mejores amigos y lo han recuperado: se ahogó en esto”, dijo según WSMV. “Es duro pero vamos a seguir adelante”.

Le recomendamos: La CASTA POLÍTICA usa el DOBLE DISCURSO para engañar a la gente, explica experto

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Muchas personas desaparecidas viven en zonas donde el agua subió más rápido. Sus identidades se publican en un tablón de anuncios en el centro de emergencias del condado, y en la página de Facebook de la ciudad.

Según la oficina del sheriff, al menos 21 personas murieron a causa de la inundación. Un representante confirmó que hay unas 50 personas desaparecidas, y que la cifra “cambia constantemente”.

“Estamos trabajando muy diligentemente para identificar, fotografiar, reunir y conseguir algunas preguntas contestadas para las familias y ese tipo de cosas en este momento, y eso es realmente difícil, teniendo en cuenta nuestra logística con nuestros teléfonos, con nuestras comunicaciones”, dijo Davis según NBC News.

Las autoridades revelaron que se han establecido refugios para los residentes en Waverly, Dickson y Centerville. También se ha abierto un centro de reunión en el instituto McEwen.

Un helicóptero Blackhawk, 12 vehículos tácticos medianos y ocho vehículos de ruedas multipropósito de alta movilidad fueron enviados para apoyar los esfuerzos de rescate. También se han desplegado más de 50 efectivos de la Guardia Nacional del Estado de Voluntarios.

“Seguiremos aumentando el número de fuerzas según lo dicte la situación, y posicionaremos unidades especiales adicionales para responder según sea necesario”, dijo David según la emisora.

El sheriff espera que el toque de queda en todo el condado siga vigente hasta el 29 de agosto. Las personas afectadas deben evitar visitar Waverly, uno de los pueblos más afectados, a menos que sea absolutamente esencial.

“Preferimos pedirles que no vengan a Waverly, si no es necesario”, dijo. “Nos ayuda a controlar eso y a minimizar los peligros que tenemos”.

Un estudio federal culpó al cambio climático provocado por el hombre de duplicar la posibilidad de fuertes aguaceros. Esto incluye una tormenta de 2016 que arrojó 26 pulgadas (66 centímetros) de lluvia alrededor de Baton Rouge, La. Al menos 13 personas murieron en esas inundaciones, y 150.000 hogares sufrieron daños.

– BLes.com