Redacción BLesUn grupo de 160 representantes republicanos envió una carta al presidente Joe Biden solicitando que “reevaluara sus prioridades” y coloque la crisis de la cadena de suministro como una prioridad antes de considerar más gastos sociales adicionales.

La carta fue impulsada y firmada por el representante republicano Sam Graves, el miembro de mayor rango en el Comité de Transporte e Infraestructura, y también firmada por decenas legisladores, incluido el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, entre tantos otros.

McCarthy publicó en su cuenta de Twitter adjuntando la carta en cuestión:

“Señor presidente, es hora de que reevalúe sus prioridades. Debemos abordar nuestra cadena de suministro y la crisis de los puertos antes de que el Congreso considere cualquier legislación adicional sobre gasto social e impuestos”.

En el escrito se puede leer la preocupación de los firmantes respecto a la compleja situación que vive Estados Unidos en su cadena de suministro, lo cual podría desatar una verdadera crisis, afectando tanto la actividad económica del país como la situación política y social. 

Los demócratas en el Congreso y la Casa Blanca están negociando sobre el alcance de un paquete de reactivación económica multimillonario de dos proyectos de ley, que de aplicarse ampliará considerablemente los programas de la red de seguridad social y el gasto en infraestructura.

Por este motivo los legisladores proponen darle suma prioridad a la problemática del abastecimiento antes de continuar gastando reservas en cuestiones que podrían ser secundarias como el gasto social.

“Como republicanos de la Cámara de Representantes, escribimos porque nos negamos a quedarnos al margen y observar cómo su administración diluye la capacidad de Estados Unidos para garantizar el movimiento seguro y eficiente de bienes, personas y servicios a través de nuestra red de transporte”, dice la carta.

Los republicanos aprovecharon el escrito para manifestar su desaprobación respecto a como la administración Biden está tratando el asunto de infraestructura, asegurando que en reiteradas ocasiones mostraron voluntad de desarrollar soluciones bipartidistas al asunto pero lamentaron que los esfuerzos fueron siempre rechazados, principalmente por la presidenta demócrata de la Cámara, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría Chuck Schumer. 

También denunciaron que los demócratas de la cámara “utilizan la infraestructura como un caballo de Troya para impulsar políticas radicales que hacen que sea más difícil y costoso para las familias encontrar o comprar bienes básicos y para que las empresas continúen el largo camino hacia la recuperación de la pandemia”.

Actualmente en Estados Unidos las industrias se enfrentan a graves cuellos de botella en las cadenas de suministro, como la escasez de materiales y trabajadores, así como el aumento vertiginoso de los precios debido a la situación inflacionaria que padece el país. 

Estos problemas también han afectado a los consumidores que ahora se enfrentan a estantes vacíos y precios más altos lo cual implica una pérdida sustancial en sus salarios reales. 

Cerca de 250.000 contenedores de mercancías se encuentran apilados en los muelles debido a las demoras en las recolecciones, debido a la escasez de chasis y la falta de espacio en los patios ferroviarios y almacenes, y eso está provocando que decenas de barcos retrocedan fondeados fuera del puerto, informa Reuters.

Ante este caótico contexto, la carta cierra sugiriendo:

“Debemos abordar la crisis de la cadena de suministro global y los puertos antes de que el Congreso incluso considere más legislación fiscal y de gasto social. Nuestra prioridad en este momento debería ser fortalecer la economía de nuestra nación y aumentar nuestra competitividad global”.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.