El monje que soportó las ofensas de todo un pueblo