Trabajadores estonios rescataron este miércoles a un perro de un río helado sin conocer lo que realmente estaban rescatando y metiendo en su coche.

Los hombres, que trabajaban en la presa Sindi del río Parnu cuando vieron al animal atrapado en el hielo, despejaron un camino en el lugar para liberarlo, según informan fuentes de la cadena BBC. Trasladaron al canino helado a una clínica veterinaria para que recibiera tratamiento urgente y solo allí fueron conscientes de que habían transportado en su coche a un lobo salvaje.

Lobo salvaje rescatado de un río helado en Estonia. EUPA
Lobo salvaje rescatado de un río helado en Estonia. EUPA

La Unión Estonia para la Protección de los Animales (EUPA) afirmó que el lobo tenía la presión sanguínea muy baja cuando llegó a la consulta, lo que explicaría su conducta dócil después de rescatarlo y darle calor. Rando Kartsepp, uno de los hombres que participó en el rescate, señaló que el animal “estaba calmado, dormido en mis piernas”.

Los veterinarios tenían algunas sospechas de la naturaleza del animal, pero no fue hasta que un cazador local, familiarizado con los lobos de la región, confirmó finalmente que era una cría macho de lobo, de no más de un año de edad.

La EUPA se ha hecho cargo de todos los gastos del tratamiento y ha confirmado que “afortunadamente, todo fue bien”. El lobo fue puesto en libertad tras colocarle un collar GPS. 

A través de 20 Minutos.

Ir a la portada de BLes.          

 

Categorías: Últimas noticias

Video Destacados