Como en un cuento clásico de esos que empiezan muy mal y termina con “el fueron felices y comieron perdices“, un perro vio que cambiaba su destino porque alguien se dio cuenta del error. ¡¡¡Menos mal!!!

Un granjero de Virginia, en el este de Estados Unidos, cavó la tumba de su amada mascota mientras el can observaba. Pero más tarde y por fortuna para el animal no tuvo que utilizarla.

“El veterinario le dijo a mi padre por teléfono que tenía que ser sacrificado. Que más tarde, él vendría a la casa a hacerlo“, comienza su relato Franklin Hardy, un guionista de series que vive en Los Ángeles, California, y que contó esta ‘tragicómica historia’ en Twitter.

“Entonces, comenzó a cavar la tumba y dejó que su preciada mascota fuera testigo de la obra“, añadió Franklin. O-O

El animal debía ser sacrificado
El animal debía ser sacrificado

Poco después, cuando toda la familia esperaba el fatal desenlace, “el veterinario vino, revisó al perro y dijo que era una falsa alarma. ¡Oops! ¡Está bien!“, detalló Hardy. ¡¡¡Vaya toalla!!! El veterinario corrigió su primer diagnóstico y el animal no fue sacrificado. ¡¡¡Capricho de la fortuna!!!

El productor de series de televisión también contó las razones que le dio su padre para dejar ver al perro cómo realizaba el agujero, que sería su sitio de descanso eterno.”No parecía molestarle (al can). Pero, por otra parte, fue un poco difícil para mí“, finalizó Hardy.

Bien está lo que bien acaba, pero al veterinario ya le vale. Todos nos equivocamos pero este ‘fallo monumental’ es para enmarcar.

La mascota finalmente se salvó de un fatal destino
La mascota finalmente se salvó de un fatal destino

A través de 20 Minutos.

Ir a la portada de BLes.          

Categorías: Últimas noticias

Video Destacados