Trabajadores de una plataforma petrolera rescataron a un perro que se encontraba nadando, a 217 kilómetros de la costa en el golfo de Tailandia.

Según recoge el periódico inglés Metro, todo comenzó cuando los operarios divisaron un bulto que flotaba en el agua cerca de las instalaciones de la base.

A medida que se iba acercando fueron divisando mayores detalles, hasta que finalmente descubrieron -para su sorpresa- que se trataba de un perrito que nadaba desesperadamente para mantenerse con vida.

Rápidamente comenzaron a realizar maniobras de rescate, lanzando una cuerda con el que lograron sacarlo de las aguas.

El perrito rescatado
El perrito rescatado

Tras rescatar al animal, notaron que se encontraba notoriamente asustado y con signos de desnutrición.

El canino marrón estaba frío y temblando, sin ninguna indicación de cómo hasta el lugar.

En la plataforma describieron cómo el animalito simplemente se mantuvo en silencio, mirando a los trabajadores. “Sus ojos estaban tan tristes. Simplemente siguió mirando hacia arriba, como que quería decir: ‘Por favor, ayúdame’”, afirmó uno de ellos

Durante tres días el can fue alimentado y cuidado por los trabajadores, hasta que finalmente la compañía se contactó con la organización Watchdog Thailand, desde donde se comprometieron a hacerse cargo del animal una vez que llegara a tierra firme.

Fue así como el perro -que no fue bautizado por sus rescatistas- fue subido a bordo de un bote petrolero que lo trasladó hasta un muelle. Posteriormente fue llevado hasta un veterinario en la ciudad tailandesa de Songkhla.

El perrito rescatado estaba desnutrido
El perrito rescatado estaba desnutrido

Khon Vitisak, uno de los hombres que salvó al animal, señaló que aún no se explican cómo fue que llegó tan adentro en el océano. Además, admitió que le gustaría adoptarlo si es que no aparece ningún dueño.

“Lo encontramos tratando de nadar hacia nuestra plataforma, que está a unas 135 millas de la costa. Afortunadamente el mar estaba bastante quieto porque el viento estaba en calma”, sostuvo Vitisak.

La tripulación logró sacar al animal del mar colocándole una cuerda alrededor de su cuello y tirando de él. Los trabajadores especularon con que pudiese haber caído de un pesquero y lo bautizaron como “Boon Rod”, o “sobreviviente”, agregó Payalaw.

El perro llegó el lunes al puerto de Songkhla, en el sur del país, y se determinó que estaba en buena forma tras ser entregado a la protectora de animales Watchdog Tailandia.

El perro fue rescatado con una cuerda
El perro fue rescatado con una cuerda

A través de Bío Bío Chile y AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: Últimas noticias

Video Destacados