Un niño de tres años, el 8 de abril, maravillado por el brillante anillo de diamantes que vio en la mano de su madre mientras esta lo bañaba se lo pidió para jugar, a lo que ella accedió, pero en cuestión de segundos se lo llevó a la boca y se lo tragó, diciendo: “Mamá, me lo tragué”.

Un niño de 3 años se come un anillo de diamantes y lo salvan de un riesgo mortal
La radiografía muestra al anillo alojado en el esófago del niño.

Zhang, la angustiada madre, corrió al hospital de la ciudad de Yangzhou, provincia de Jiangsu, China, para que se lo sacaran y, luego de media hora de intensa labor, los médicos lograron salvar al pequeño del riego mortal que implicaba una perforación del esófago causada por las puntas de metal que sostenían la piedra preciosa.

Un niño de 3 años se come un anillo de diamantes y lo salvan de un riesgo mortal
La agudas puntas del soporte de la gema implicaban un riego mortal para el pequeño.

Si el niño hubiese sufrido la herida interna al eventual sangrado podría haber seguido una infección secundaria complicando bastante la extracción del anillo, y con riesgo de muerte.

Por fortuna para todos, los especialistas finalmente obtuvieron la brillante joya y el chiquillo se recupera adecuadamente.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Video Destacados