Sabido es que el hundimiento del RMS Titanic ocurrió un 15 de abril de 1912, a las 02:20 horas de la madrugada. De los 1.317 pasajeros 712 sobrevivieron y falleció cerca del 90% de la tripulación que estaba a bordo.

Una de las historias que más se ha divulgado por los años, y que fue retratada en la película Titanic de James Cameron en 1997, fue la de la banda de músicos del barco, quienes tocaron sus instrumentos hasta que concluyó el hundimiento.

Este hecho llamó la atención de una serie de escritores, quienes en poco más de un siglo se han volcado a recabar datos que den validez los sucesos que siempre se han contado. Lo cierto es que el autor inglés Geoff Tibballs dio con parte de la verdad.

En el libro El Titanic: La extraordinaria historia del barco a prueba de naufragios, cuya reseña la realizó diario El Mundo, el redactor indicó que la banda perteneció al violinista británico Wallace Hartley, quien estuvo acompañado por otros siete músicos.

Sus nombres eran Roger Bricoux, Fred Clarke, P.C. Taylor, G. Krins, Theodore Brailey, Jock Hume y J.W. Woodward. Todos estaban casados y tenían hijos al momento de embarcarse.

Afiche conmemorativo | Wikimedia Commons
Afiche conmemorativo | Wikimedia Commons

Cuenta la historia que cuando el barco chocó contra el iceberg, a las 23:40 horas del domingo 14 de abril de 1912, Hartley tomó por sí sólo la decisión de subir a cubierta junto a su grupo.

Los artistas llegaron al lugar pasada la medianoche. Una vez allí comenzaron a tocar su repertorio, que estaba basado en música clásica.

Aparentemente, el objetivo de Wallace y los demás era ayudar a que los pasajeros no entraran en pánico al momento de intentar salvar sus vidas, lo cual era muy difícil de lograr.

Tibballs indica que el momento de mayor tensión para los músicos se vivió cerca de las 01:15 horas de la madrugada, cuando la proa del barco comenzó a hundirse y la popa empezó a irse al fondo. De acuerdo al autor, fue allí cuando los músicos habrían sacado lo mejor de su repertorio.

Durante las casi dos horas que hubo música, sobre la cubierta sonaron quicksteps, valses, marchas militares e incluso temas de música popular de la época, como Strauss o Gilbert y Sullivan.

Wallace Hartley | Wikimedia Commons
Wallace Hartley | Wikimedia Commons

El escritor británico Hugh Brewster, en su libro Titanic: El final de unas vidas doradas, indicó que en medio de la catástrofe también sonaron canciones bailables de piano, además de temas ligeros pertenecientes a Alexander’s Ragtime Band.

El citado autor agrega que Hartley liberó a sus músicos de las funciones cerca de las 02:10 horas de la madrugada, pero ninguno quiso siquiera intentar salvarse, ya que sabían que todo estaba perdido.

Hasta hoy en día existen dudas respecto al último tema que el grupo tocó esa noche, algunos sostienen que fue el himno Autumn y el resto asegura que fue Nearer, My God, to Thee, el cual sonó en la cinta de James Cameron.

De acuerdo a Tibballs, independiente de cual fue la última pieza de esa madrugada, debió haber sido una que los siete supieran de buena forma, ya que a esa hora ya no había luz eléctrica sobre el barco, por lo que el grupo no tenía la opción de observar sus instrumentos.

Según diario El Mundo, la leyenda respecto a este hecho indica que la mayoría de la gente de tercera clase del barco vio en los músicos un verdadero consuelo frente a lo que allí estaba ocurriendo.

No obstante, se dice que muchas personas perdieron valiosos minutos mientras escuchaban las melodías de la banda aquella noche. Para otros pasajeros, la intervención del grupo fue una “ridiculez”.

Testimonios que validan la actuación de la banda

En el libro On a Sea of Glass: The Life & Loss of the RMS Titanic, del autor Bill Wormstedt, se recopilaron testimonios de tres sobrevivientes de la tragedia, quienes validaron las versiones sobre el actuar de los músicos.

Ellos fueron Emma Schabert, Jack Thayer y May Futrelle, los tres pertenecientes a la primera clase del barco y que lo abandonaron a través de los botes 9 y 12.

“La orquesta había salido a la cubierta de botes por su propia cuenta, donde había un piano, sobre el momento en que se bajó el cuarto bote”, detalló Futrelle.

Jack Thayer fue uno de los sobrevivientes que detalló mediante dibujos cómo el Titanic se partió en dos partes antes de irse al fondo del mar.

En su testimonio, el empresario estadounidense indicó que la banda comenzó a tocar cerca de la entrada a la primera clase del barco, aunque con el paso del tiempo se fueron moviendo hasta la cubierta donde estaban los botes.

Dibujos de Jack Thayer | Wikimedia Commons
Dibujos de Jack Thayer | Wikimedia Commons

“Estaban justo en lo más alto de la escalerilla delantera de la cubierta de botes. No recuerdo escuchar a la banda parar de tocar. Estuvieron tocando durante mucho tiempo, pero no recuerdo oírlos parar”, detalló.

Por su parte Emma Schabert, que tenía 36 años en esa época, recordó que en el momento que iba a abordar un boté oyó como los artistas interpretaban temas ligeros y rápidos para mantener activas a las demás personas.

“Mientras hicimos nuestro camino por la cubierta, estaban tocando Alexander’s Ragtime Band, para mantenernos en movimiento, supongo”, contó.

Unos de los hechos que ocurrió tras el hundimiento fue que, pese a que Hartley y sus músicos fueron considerados como héroes en sus países respectivos, la naviera White Star cobró a sus familias el costo de su uniforme, por haberlo perdido tras el viaje.

Cabe señalar que, en la película de 1997, el papel de Wallace Hartley fue interpretado por el actor y violinista Jonathan Evans-Jones, quien sobre el final expresó a sus compañeros: “Caballeros, fue un gusto tocar con ustedes esta noche”.

El grupo además tuvo una aparición en la última escena de la película, donde se les ve, junto a otras personas que murieron esa noche en el mar, observando mientras Jack y Rose se besan.

A través de Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes

Categorías: Últimas noticias

Video Destacados