El pasado miércoles Kate McClure, Johnny Bobbitt Jr (indigente) y Mark D’Amico se declararon culpables de haber estafado a más de 100 personas mediante una falsa historia de solidaridad que inventaron en redes sociales. Recaudaron 400.000 dólares, pero el plan se derrumbó cuando uno de ellos denunció que había sido víctima de una trampa.

Según detalla revista Forbes, en septiembre de 2017 McClure y D’Amico, quienes son pareja, idearon un plan para recaudar dinero fácil apelando a la solidaridad de otras personas. Éste tenía como base ocupar a una persona que estuviera desamparada: Bobbit.

La historia, que fue contada por la mujer en Facebook, consistía en decir que ella se había quedado sin gasolina en pleno viaje, agregando a eso el hecho que no tenía dinero. En ese momento, aparecía el indigente y le prestaba sus últimos 20 dólares.

Ella hizo viral esta farsa a través de redes sociales, y junto con eso inició una recolección de fondos a través de GoFundme. El objetivo era que la gente, supuestamente, ayudara a Johnny Bobbitt a que recolectara dinero.

Con este plan, McClure y D’Amico obtuvieron un total de 400.000 dólares entre septiembre y diciembre de ese año.

Las tres personas se reunieron y fingieron brindar ayuda al indigente
Las tres personas se reunieron y fingieron brindar ayuda al indigente

No obstante, el plan se fue a pique cuando Bobbitt decidió demandar a la pareja en junio de 2018, debido a que del “botín” que lograron solo le dieron a él un total de 25 mil dólares, los cuales el hombre habría gastado en drogas.

De esta forma, fue el propio indigente quien relató todo el plan que habían urdido a la justicia, indicando que la pareja lo había utilizado para generar dinero fácil, dejándolo desamparado más tarde.

En ese mismo juicio, McClure y D’Amico indicaron que había velado por la salud de Bobbit, que es adicto a la cocaína, y habían decidido retener la mitad del dinero que le correspondía, hasta que él ingresara a un centro de rehabilitación y estuviera recuperado.

No obstante, la justicia inició un proceso de oficio contra el trío en diciembre pasado por supuesta estafa a un total de 130 personas, que donaron dinero a través del sitio de Internet mencionado.

Luego de meses de interrogatorios, el miércoles pasado los tres se declararon culpables de fraude electrónico y haber querido blanquear dinero, luego de haber recibido los 400.000 dólares. El grupo arriesga una pena de hasta 35 meses de cárcel, en caso que sean hallados culpables.

A través de Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes

Categorías: Últimas noticias

Video Destacados