Un insólito caso médico quedó al descubierto en China el pasado fin de semana, luego que cirujanos extrajeran desde el corazón de un paciente un palillo de dientes que había estado alojado allí por cuatro años. El joven de 29 años había llegado hasta el hospital aquejado de fuertes dolores de cabeza, nauseas, y malestar en el pecho.

Según detalla el diario inglés Daily Mail, el muchacho de apellido Zhou solía ir a beber junto con amigos a un bar de la ciudad de Nanning. Él tenía la costumbre de dejar un palillo de dientes encima de su vaso para diferenciarlo del resto.

Desde el último encuentro, que ocurrió hace cuatro años, el muchacho comenzó a sentir que su salud se había deteriorado, ya que los dolores en el pecho no paraban y vivía con severas jaquecas.

Zhou declaró que llegó a gastar cerca de 200.000 yuanes (29.662 dólares), en tratamientos médicos para intentar curarse de sus dolores. Hubo especialistas que le diagnosticaron neumoría, otros llegaron a afirmar que tenía leucemia. Lo cierto es que ningún procedimiento médico funcionó.

No obstante, la incertidumbre para Zhou terminó el pasado jueves, cuando llegó hasta el hospital de la región de Guangxi, aquejado de fiebre, palpitaciones y sudoración excesiva.

En ese momento, los médicos lo sometieron a exámenes de rayos X en su cuerpo, los cuales reflejaron anomalías en su pulmón derecho y una deformación de la aurícula derecha (cavidad del corazón).

Debido a esto los cirujanos decidieron realizar una operación a pecho abierto. Sorpresivo fue que justo en ese momento encontraron un pequeño trozo de madera incrustado en el corazón del paciente, se trataba de un palillo de dientes.

El médico tratante, Dr. Wen, indicó a los medios de comunicación que, por el estado de este, el elemento pudo haber estado entre tres y cuatro años dentro del organismo de Zhou.

A eso agregó que, lo más probable, es que el joven se lo tragó mientras bebía con sus amigos, avanzó por el esófago, perforó el pulmón derecho y se alojó en su corazón.

Wen agregó que su paciente tuvo suerte de no haber sufrido un infarto durante el tiempo en que el palillo de dientes estuvo alojado en su pecho. Afortunadamente, el joven sobrevivió sin mayores consecuencias físicas.

Por su parte, Zhou indicó a los medios que no recuerda el momento en que se habría tragado el elemento, pero asegura que dejará su costumbre de dejar aquel implemento sobre su vaso de licor.

A través de Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Categorías: Últimas noticias

Video Destacados