El líder opositor de Venezuela, Juan Guaidó, dijo que desafiará la prohibición del gobierno para recibir apoyo humanitario al enviar grandes convoyes de medicamentos al país con ayuda de naciones vecinas.

En una entrevista del jueves, Guaidó dijo a The Associated Press que la medida será una “prueba nueva” para el ejército venezolano, cuyos altos mandos han tomado partido por el presidente socialista Nicolás Maduro desde que comenzaron las protestas contra su gobierno la semana pasada.

Le puede interesar: Todo lo que brilla es oro: Maduro vende toneladas de lingotes a nación árabe por falta de liquidez.

“Ellos van a tener una decisión muy pronto en sus manos las próximas semanas si permiten la ayuda necesaria… o si obedecen a Nicolás Maduro”, dijo Guaidó, quien recientemente ofreció amnistía a los militares en un intento por motivarlos a desertar del gobierno de Maduro.

Guaidó explicó que la ayuda para Venezuela incluirá medicamentos que salvan vidas y que escasean en el país, y serán transportados por vehículos que llegarán a varios puntos fronterizos después de ser enviados a “puertos amigos” en países vecinos.

Le puede interesar: EE. UU. rechaza oferta de mediación de México, Uruguay y el Vaticano en Venezuela

“Estamos recaudando todo lo necesario no solo con Estados Unidos”, dijo Guaidó. “Sino en una coalición mundial que se anunciará en los próximos días”.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela
Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela

El titular de la Asamblea Nacional, de 35 años, se autoproclamó presidente interino de Venezuela la semana pasada y montó un gobierno de transición que ha sido respaldado por Estados Unidos, Canadá y la mayoría de los países sudamericanos.

Guaidó argumenta que Maduro fue reelegido en una elección fraudulenta el año pasado e invoca dos artículos de la constitución venezolana según los cuales el presidente de la Asamblea Nacional asumir la presidencia y luego hacer un llamado a elecciones cuando el mandatario actual mantiene el poder ilegítimamente.

Maduro ha califico de “vil” golpe de estado el reto de Guaidó y todavía tiene control de la mayoría del gobierno venezolano, incluida su mina de oro: la compañía petrolera estatal.

A principios de esta semana, Estados Unidos anunció sanciones que prohíben importaciones de petróleo de Venezuela y que podrían costarle al gobierno de Maduro hasta 1.000 millones de dólares a lo largo de un año.

Guaidó apoyó las sanciones el jueves y las describió como una medida para evitar que la riqueza de Venezuela sea saqueada por el gobierno de Maduro, al cual describió como una “dictadura” corrupta.

Juan Guaidó presenta su Plan País para enfrentar crisis económica y social en Venezuela
Juan Guaidó presenta su Plan País para enfrentar crisis económica y social en Venezuela

Le puede interesar: Bolton advierte a banqueros y comerciantes no hacer negocios con Maduro

“No es solo Estados Unidos que está haciendo esto”, dijo Guaidó. “Es el parlamento y la presidencia encargada que solicitó la protección de los activos de Venezuela”.

La proclamación de Guaidó como presidente interino ha recibido el respaldo de manifestaciones en las que al menos 35 personas han muerto y más de 900 han sido arrestadas, según grupos defensores de los derechos humanos.

Guaidó dijo que todavía considera que unas elecciones transparentes son la mejor salida de la crisis política creciente de Venezuela, pero sabe que Maduro no las concederá al menos que sea presionado con sanciones económicas, manifestaciones y el ejército venezolano.

“Hace falta mucha presión para quitar las bases de apoyo de una dictadura”, dijo.

Sin embargo, agregó que la oposición tendrá que seguir aplicando medidas de presión hasta que Maduro “cese la usurpación”.

Fuente de información AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: Sin categoría

Video Destacados