Falestine, una leona de 14 meses del zoológico de Rafah, en la Franja de Gaza (Palestina), ha sido mutilada para convertirla en el nuevo atractivo del parque, que atraviesa una pésima situación y cuyo objetivo es aumentar el número de visitas.

El veterinario Fayed al Haddad ha sido el encargado de amputarle las garras al felino con unas tijeras de podar y en el propio zoológico, sin contar con las instalaciones pertinentes para realizar la operación con seguridad, según ha informado la ONG Four Paws en su cuenta de Twitter.

“Le cortamos las garras para retardar su crecimiento y que los visitantes, los niños sobre todo, puedan jugar con ella”, afirma el trabajador.

El dueño del parque, Mohamed Juma, ha asegurado que a pesar de que la leona aún tiene sus colmillos, su carácter calmado y apacible permitirá en el futuro el contacto directo con los visitantes. “Intentamos contener la agresividad de la leona y que sea amable con la gente”, señala Juma.

videoPlayerId=01b76a7ad

Este no es el único caso protagonizado por el zoo de Rafah, ya que recientemente unos cachorros de león recién nacidos fallecieron congelados debido a las pésimas condiciones del parque.

La ONG Four Paws ha denunciado en sus redes sociales el trato que reciben los animales en este zoo, y ha calificado de maltrato animal lo ocurrido con Falestine. Además, ha puesto en marcha una campaña para clausurar el parque.

Actualmente, la situación de los zoos en Gaza es de total precariedad, y uno de ellos fue designado por Four Paws como el “peor zoológico del mundo” en 2016, consiguiendo trasladar a los 16 animales que vivían allí a Sudáfrica, Jordania e Israel.

A través de 20 Minutos.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

 

Ir a la portada de BLes.

Categorías: Últimas noticias

Video Destacados