Redacción BLes – La británica Samantha Sharpe llegó a tomar entre cinco y seis bebidas energéticas al día hasta que se causó problemas cardíacos irreversibles con solo 32 años. 

Durante cuatro años, la joven madre tomó una gran cantidad de bebidas energéticas al extremo de llegar a consumir hasta seis bebidas cada día.

“Tengo tres hijos y trabajo, así que fue la vida diaria lo que me empujó a tomar las bebidas energéticas”, explica Samantha a LeicesterLive. 

En un momento determinado, la joven se dio cuenta de que algo no iba bien. 

“Las bebidas hicieron que mi corazón latiera más rápido, lo que causaba palpitaciones, contó Samantha al mismo medio.

“Me daba dolores de cabeza, estaba malhumorada y necesitaba otro para seguir”, continúa.

Luego comenzaron los desmayos, ante los que buscó ayuda profesional. 

Inicialmente los médicos diagnosticaron un bloqueo cardíaco de segundo grado, es decir, una deficiencia en las señales eléctricas en el corazón, que resulta en la ralentización del ritmo cardíaco o que se vuelva irregular y con síntomas como pérdidas de conocimiento, mareos y falta de aire.

Expertos advierten que las bebidas energética producen un deterioro agudo en la función vascular.
Expertos advierten que las bebidas energéticas producen un deterioro agudo en la función vascular.

Además, desarrolló cálculos renales y estuvo a punto de desarrollar diabetes tipo 2 debido a la gran cantidad de azúcar que contienen las bebidas energéticas, que además son muy adictivas. 

“Mi hermana, que es enfermera, dijo que la adicción es peor que la de la heroína, que entendía porque la necesitaba para ayudarme a estar despierta”, explica la joven. 

“Mi familia me advirtió, pero no escuché”, se lamentó Samantha.

Finalmente, Samantha tuvo que implantarse un marcapasos que deberá reemplazar cada 10 años. 

Samantha quiere que su experiencia sirva para concienciar del peligro de esta clase de bebidas. 

“Creo que todos saben que no son buenas para ti, pero nadie ha dicho por qué no lo son”, añade. 

¿Qué dicen los expertos?

En este sentido los expertos advierten de los efectos negativos de las bebidas energéticas. 

Un estudio de la American Heart Association publicado en 2018 advirtió que una sola bebida energética puede dañar la función de los vasos sanguíneos. 

La investigación asegura que el consumo de bebidas energéticas está asociado con muchos problemas de salud, incluidas las afecciones asociadas con el corazón, los nervios y el estómago. 

El efecto negativo puede estar relacionado con la combinación de ingredientes en la bebida energética, como la cafeína, la taurina, el azúcar y otras hierbas en el endotelio (revestimiento de los vasos sanguíneos), afirman los investigadores. 

“A medida que las bebidas energéticas se están volviendo más y más populares, es importante estudiar los efectos de estas bebidas en quienes las beben con frecuencia y determinar mejor cuál es el patrón de consumo seguro”, anotaron los autores.

Ir a la portada de BLes.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

 

Temas: Categorías: Sin categoría

Video Destacados