Redacción BLes – Usuarios del sistema de mapas más popular del mundo, Google Maps, viralizaron una imagen en las redes sociales en la cual el gigante tecnológico ocultaba gran parte de una isla de la Polinesia Francesa, situada en el Pacífico Sur.

La zona censurada, pertenece a la isla de Mururoa, un lugar que se encuentra actualmente bajo el control del ejército francés, y que está prohibido visitar.

Casos tan intrigantes como este, despiertan la curiosidad de muchos internautas entregados a rastrear -con ayuda de las imágenes satelitales proporcionadas por Google Maps- y a estudiar las zonas que generan incertidumbre.

Una vez compartida la foto, los usuarios de las redes sociales jugaron su papel, investigando la razón por la que Google Maps había decidido censurar la mitad de la isla, y encontraron que fue el escenario de operaciones militares ultrasecretas.

Varios internautas apuntaron a que la zona emborronada se convirtió en el centro de los ensayos nucleares franceses durante más de 30 años.

Si bien el número de pruebas se desconoce, la publicación digital Fayer Wayer informó que se llevaron a cabo explosiones con un poder destructivo 200 veces mayor que el de las bombas usadas en Hiroshima y Nagasaki.

Tras poner fin a los ensayos nucleares se cerró definitivamente en 1996 el acceso a la isla -cuya fauna y flora quedó devastada-, dejándola bajo mando militar.

Lamentablemente, los altos niveles de radiación también afectaron a los habitantes de Tahití, que siguen padeciendo las consecuencias hasta el día de hoy.

En este sentido, se recomienda no visitar la isla porque podría llegar a convertirse en un viaje mortal.

Parece que el servicio de mapas con sede en Silicon Valley nunca dejará de intrigarnos y sorprendernos, como en el caso de la asombrosa historia del niño que se perdió a 1.400 kms de casa y volvió 25 años después usando Google Maps.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoce nuestro canal de YouTube BLes Mundo? ¡Suscríbase!

Temas: Categorías: Tecnología

Video Destacados