La Comisión Europea impuso este miércoles una multa de 1.494 millones de euros (1.700 millones de dólares) al gigante estadounidense Google por abusar de su posición dominante con su sistema de publicidad AdSense for Search, la tercera multa multimillonaria en menos de dos años.

“Google consolidó su posición dominante en el campo de la publicidad contextual en línea y se protegió contra la presión competitiva imponiendo restricciones contractuales anticompetitivas en los sitios web de terceros”, explicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

“La decisión de hoy es sobre cómo Google abusó de su dominio para frenar a los cibersitios que utilizan agentes distintos a la plataforma AdSense”, dijo Vestager.

Le puede interesar: El niño que se perdió a 1.400 kms de casa y volvió 25 años después con Google Maps.

La comisionada de la Unión Europea para la competencia, Margrethe Vestager
La comisionada de la Unión Europea para la competencia, Margrethe Vestager

Bruselas inició una investigación sobre AdSense, al considerar que este sistema de Google protegía su posición dominante e impedía a otros competidores, incluidos otros motores de búsqueda, acceder a este lucrativo sector.

Bruselas, guardiana de la competencia en el bloque, ya multó en dos ocasiones a Google, también por abuso de posición dominante.

Google “evitó que sus rivales tuviesen la oportunidad de innovar y competir en el mercado por sus propios méritos”, agregó la comisaria. “Anunciantes y propietarios de las webs tuvieron menos opciones y posiblemente precios más elevados que repercutieron a los consumidores”.

AdSense es un viejo producto de Google que permite a los editores web, como los blogueros, colocar en sus páginas anuncios de texto cuyo contenido se basa en los resultados de las funciones de búsqueda en sus sitios. Microsoft presentó una queja sobre el servicio ante la UE en 2009 y la Comisión inició formalmente su pesquisa en 2016, aunque en ese momento dijo que Google ya había realizado algunos cambios que permitían a los clientes afectados tener más libertad para mostrar anuncios de la competencia.

El año pasado, Vestager decretó una multa récord de 4.340 millones de euros (5.000 millones de dólares) luego de investigar el sistema operativo Android.

La primera multa fue un año antes, el 27 de junio de 2017, y se elevó a 2.424 millones de euros por favorecer en su motor de búsqueda su comparador de precios Google Shopping, en detrimento de los servicios de la competencia.

Fuente de información AP y DW

Ir a la portada de BLes

Categorías: Tecnología

Video Destacados