Redacción BLes – Una niña de nueve años ha tenido que ser sometida a terapia de rehabilitación después de convertirse en adicta a Fortnite, un video juego que consiste en destruir a tu oponente para sobrevivir y que ya han descargado más de 40 millones de usuarios de video consolas, batiendo todos los récords de adicción digital.

Existe una preocupación desde el punto de vista de los expertos, de que se haya convertido en uno de los muchos niños con predisposición a desarrollar problemas de salud mental debido a este tipo de entretenimiento, informó Mirror.

Más de 40 millones de personas han descargado el Fortnite, un juego de disparos y supervivencia, que desde su lanzamiento el pasado mes de julio ha batido todos los récords de adicción digital

Carol, la madre de la pequeña, expresó en una entrevista al ‘Sunday People’: “No teníamos ni la menor idea, cuando la dejábamos jugar, de la naturaleza adictiva o el impacto que podría tener en su salud mental”, según cita el diario, “La pequeña se encuentra ahora en terapia por adicción después de mostrarse agitada tras pasar más de 10 horas jugando, incluso hasta el amanecer y haciéndose pis encima sin ser capaz de abandonar la partida”. 

Un problema serio

“Este es un problema serio que está destruyendo la vida de nuestra niña y alguien tiene que intervenir para prohibirlo antes de que se convierta en una epidemia”, advirtió.

Carol explicó que empezaron a preocuparse cuando: “Nos llamó el director de la escuela preguntando si todo estaba bien, porque se había dormido dos veces en las clases y sus calificaciones estaban bajando”.

”Cuando le preguntamos a nuestra hija cuál era el problema, se volvió inusualmente argumentativa y agresiva, lo cual achacamos en un primer momento a un cambio hormonal”.

Más tarde, dejó de practicar deporte porque se sentía cansada a pesar de ser algo que le encantaba y empezó a faltar a las reuniones familiares e incluso rehusaba asistir a la iglesia los domingos por la mañana, recordó la madre.

Finalmente, notaron que en la tarjeta de crédito se habían efectuado pagos de pequeñas cantidades a Microsoft, a intervalos regulares. Cuando le preguntaron reconoció que “podrían ser algunos extras que había pagado en Fortnite”.

“Por supuesto que estábamos furiosos y confiscamos su Xbox. Pero entonces ella arremetió y golpeó a mi marido en la cara”, declaró costernada.

Los niños corren el riesgo de convertirse en jugadores a través de los juegos de computadora de Internet, según declaran especialistas como el Dr. Jane Rigbye

Aunque el juego se puede descargar gratuitamente, sus desarrolladores ganan dinero con los usuarios “enganchados” que pagan por mejorar su rendimiento, puntualizó el medio.

La siniestra adicción se revela

A pesar de limitarle el tiempo de juego a una hora durante los días de escuela y dos horas durante los fines de semana, todavía sospechaban.

“Una noche mi esposo vio su luz encendida y cuando entró la encontró sentada en un cojín empapado de orina jugando al juego. Estaba tan enganchada al juego que ni siquiera quería ir al baño”, afirmó.

Cuando le preguntaron, respondió llorando que todas las noches durante los últimos dos meses había esperado a que se durmieran para levantarse a jugar, “a veces se queda hasta las 5 de la mañana”.

Calcularon que podría haber estado jugando hasta diez horas al día, así que se pusieron en contacto con el consejero de adicciones Steve Pope, quien accedió a ver a la niña para diagnosticar si necesitaba tratamiento.

Pope confirmó: “Durante los últimos dos meses me han contactado docenas de padres con niños de tan sólo ocho años que muestran claros signos de adicción a Fortnite”.

“Aunque llevo trabajando en este campo durante tres décadas nunca he visto nada igual, cuán extendido y potencialmente dañino es todo esto”.

Conozco a chicos brillantes que suspenderán sus exámenes este verano por culpa de Fortnite, chicos que roban a sus padres y amigos para pagar los ‘extras’, chicos que orinan en botellas porque no pueden soportar dejar el juego…”, enumeró el consejero, añadiendo: “El mayor anuncio posible para los niños tiene lugar cuando los futbolistas de la ‘Premier League’ celebran los goles con bailes de Fortnite. Es la puerta de entrada perfecta a la adicción y al juego”.

El secretario de Cultura Matt Hancock ha advertido que los adictivos juegos de disparos “en línea” como Fortnite tienen un impacto perjudicial en los niños

La niña de nueve años de edad que figura en nuestro informe está volviendo poco a poco a la normalidad con sus deportes y su educación, concluyó.

Un llamado a los padres

“Insto a todos los padres a que sepan lo que este juego puede hacer, cómo absorbe la vida de los niños y podría llegar a arruinarlas”, dijo Carol.

De acuerdo al informe de Mirror, el secretario inglés de Cultura, Matt Hancock, también ha advertido que los adictivos juegos de disparos en línea como Fortnite tienen un impacto perjudicial en los niños e incluso cientos de mujeres alarmadas han firmado peticiones para que se prohiba Fortnite, aseverando que el juego les “lava el cerebro” a sus novios.

La psicóloga infantil Linda Papadopoulos indica que los juegos pueden ser “bastante adictivos para los niños porque los creadores de juegos, además, animan a los usuarios a pasar el mayor tiempo posible en su juego valiéndose de principios psicológicos básicos como la recompensa y el castigo”. 

“Esto puede resultar peligroso ya que los niños no tienen mucho control sobre la manipulación del sistema de recompensa de su cerebro”, añadió.

Ciertamente no existe una investigación sobre el daño potencial que pueden llegar a causar los video juegos y aunque la industria del entretenimiento se muestre reacia a cooperar en esta evaluación, esto no debería convertirse en un obstáculo que evite establecer las salvaguardias y directrices necesarias que protejan a nuestros niños.

Una niña de 9 años, en rehabilitación tras volverse adicta al video juego “Fortnite”
Califique esta publicación
Categorías: Salud Tecnología

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds