Redacción BLes – Bebedores ligeros podrían tener un menor riesgo de desarrollar cáncer o muerte prematura, concluye un nuevo estudio publicado por la revista PLOS Medicine el martes. 

Los efectos perjudiciales para la salud de la ingesta excesiva de alcohol son bien conocidos, e incluso la ingesta ligera a moderada de alcohol se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer.

Sin embargo, también se ha sugerido que el consumo leve a moderado es protector para las enfermedades cardiovasculares, lo que ha llevado a mensajes de salud pública contradictorios. “Este estudio tiene por objetivo comprender mejor la compleja relación entre el consumo de alcohol leve a moderado, el cáncer y la mortalidad“.

¿Qué hay de cierto en esa afirmación?

Se analizó si el riesgo de cáncer o muerte difieren en individuos con diferentes consumos de por vida de alcohol, usando datos de aproximadamente 100.000 individuos en los Estados Unidos. Los resultados sugirieron que el riesgo de algunos cánceres aumentaba con cada bebida alcohólica adicional consumida por semana.

Sin embargo, el riesgo combinado de cáncer o muerte fue más bajo en los bebedores ligeros -que consumen menos de una bebida por día, que en los bebedores con ingestas más altas.

Se contrastaron estos datos de consumo de alcohol con otros que mostraban a cuáles de estas personas se les había diagnosticado cáncer o que habían fallecido durante un promedio de nueve años después de completar el cuestionario. Esto permitió evaluar si el riesgo combinado de desarrollar cáncer o morir en estos años difería entre las personas con diversos niveles de consumo de alcohol.

Existen también otros factores a considerar, como el tabaquismo y la dieta, que se tuvieron en cuenta para asegurar que cualquier diferencia en el riesgo entre bebedores y no bebedores se debía a diferencias en el consumo de alcohol.

Se encontró que el riesgo de cáncer y de mortalidad relacionada con el cáncer aumentó linealmente con el consumo de alcohol durante toda la vida. Además, los poco bebedores de por vida tenían el menor riesgo combinado de mortalidad o de desarrollar cáncer. En comparación, los que nunca habían bebido y bebedores infrecuentes y pesados y los grandes bebedores habían aumentado el riesgo combinado de mortalidad o desarrollar cáncer.

Estas conclusiones llevan a replantear los cálculos para categorizar a los individuos según su consumo. “Bebedores ligeros”, según el estudio, son aquellos que beben menos de una bebida al día. Esto difiere con el criterio que se usa en Estados Unidos, que considera bebedor ligero a quien consume dos bebidas al día. 

Los investigadores advierten que puede haber otros factores involucrados que pueden influir en los resultados y es, por ejemplo, el nivel socio económico. Personas de un nivel socio económico más alto suelen beber menos ya que tienen hábitos de vida más saludables (dieta equilibrada, ejercicio regular) que les mantiene menos propensos a enfermedades como el cáncer. 

Share
Categorías: Ciencia Salud

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds