Compartir

Redacción BLes – Después de someterse durante cinco años a una intensa quimioterapia, a la ingesta de fuertes analgésicos y de visitar a decenas de especialistas porque no se observaba ninguna mejoría en su estado, James Salaz, residente de Colorado, en el centro de EE. UU., afirma que descubrió que nunca padeció el cáncer que le diagnosticaron.

“Empecé a sentir un dolor muy profundo en la axila, así que fui al hospital, me hicieron algunas pruebas y luego el médico me dijo que encontraron dos anomalías dentro de mi pulmón izquierdo”, asegura James Salaz indicando que desde aquel momento no ha dejado de visitar a los expertos del país en busca de soluciones.

“Me hicieron otra biopsia de pulmón abierto y fueron a las tres cámaras, hasta mi pulmón izquierdo y me dijeron que tenía histiocitosis de células de Langerhans”, declaró Salaz en una entrevista a NBC.

En este sentido, le explicaron que tal enfermedad mortal es muy poco común. “Dijeron que yo era el único en Colorado que lo tenía”, recuerda. 

Acto seguido, decidió buscar contrastar el dramático diagnóstico visitando a médicos en Delta, Montrose, Grand Junction y Denver. Todos confirmaron que padecía Langerhans.

“Me acurrucaría en una pelota y querría morir porque la quimioterapia es mala”, dijo Salaz señalando que cedió y empezó a recibirla durante meses, a la vez que tomaba potentes analgésicos para soportarla.

También enfatiza que hubo de someterse a varias biopsias a pulmón abierto, antes de que despidieran sin notificárselo al médico que llevaba su caso en el Centro Oncológico de San Juan en Montrose.

James Salaz, afirma que descubrió que no padecía cáncer tras someterse a quimioterapia durante cinco años.

“Así que el Dr. (Choon-Kee) Lee fue despedido del hospital de Montrose y ni siquiera le dijeron a nadie que había sido despedido. [Me enteré mientras] estaba esperando una cita en la sala de espera”, sostiene Salaz.

Entonces, después de cinco años de tratamiento, no le quedó más remedio que buscar a otro médico… Y su vida cambió…

“Me llamó y me dijo que nunca tuve Langerhans. Tengo una cosa llamada vasculitis, y ella dijo que si la hubiéramos tratado hace cinco años, estarías bien. Pero ahora está tan mal que se llama Wagners”, manifestó Salaz.

El nuevo doctor detectó que los dolores que sentía en las axilas, los cuales no mejoraron tras cinco años de quimioterapia, eran producto de una inflamación de los vasos sanguíneos, denominada vasculitis. ¡Que no era cáncer!

“Ellos trataron algo que yo ni siquiera tenía y eso es un poco triste… ya sabes, y creo que alguien tiene que ser responsable de ello”, describió Salaz quien ha tenido que ser ingresado hasta en dos ocasiones por la pancreatitis que le ocasionó la quimioterapia, con la que tendrá que vivir por el resto de sus días.

“Montrose Memorial Hospital y el San Juan Cancer Center respetan la relación única y privada que existe entre un paciente y sus proveedores de atención médica. No tenemos comentarios en este momento”, declaró el hospital en este sentido.

Por su parte, el Dr. Lee rechazó hacer comentarios debido a que se enfrenta a un proceso ante la justicia.

“Ahora tengo un poco de miedo incluso de ir al médico… fue un sueño, pero no un sueño, sino una pesadilla”, afirma Salaz quien se ha inscrito en la lista de espera de profesionales de reumatología para tratar su vasculitis. “Llamé y les pregunté si habían recibido mi petición y me dijeron que podrían tardar un año en tratarme”, concluyó Salaz.

¡Sorprendente! Descubren que no tiene cáncer tras cinco años de quimioterapia
5 (100%) 1 voto

Compartir
Temas: Categorías: Salud

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds