Redacción BLes – La higiene bucal es fundamental, no solo para nuestros dientes, sino porque es la puerta de entrada de la salud en el resto del cuerpo. 

La pasta de dientes es un ingrediente fundamental en la higiene bucal, sin embargo, estas así como los enjuagues bucales comerciales contienen ingredientes que no siempre son saludables y algunos pueden ser perjudiciales, explica Mark Burhenne, dentista con más de 30 años de experiencia en Sunnyvale, California. 

Entre los ingredientes tóxicos que se encuentran en las cremas dentales comerciales el Dr. Burhenne señala los siguientes: 

Triclosan, un pesticida y disruptor hormonal.

Lauril sulfato de sodio (SLS), que causa úlceras bucales en muchas personas.

Colorantes artificiales, que están vinculados al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y la hiperactividad en los niños. ¡La pasta de dientes no necesita ser azul!

– El fluoruro, que puede ser tóxico si se ingiere y ni siquiera funciona en la pasta de dientes.

Dióxido de titanio, que se agrega para hacer una pasta de dientes blanca. La mayoría de los datos muestran que es seguro y no es absorbido por la piel, pero no merece la pena correr el riesgo y mejor evitarlo. 

En cuanto a ingredientes que son muy beneficiosos y que son ideales para incluirlos en las pastas dentales, el Dr. Burhenne señala los siguientes: 

– El aceite de coco, que puede ayudar a estimular el microbioma en su intestino y previene naturalmente la cándida en la boca. 

Semillas de cacao trituradas: los compuestos en los granos de cacao promueven la remineralización mejor que el fluoruro y sin ningún riesgo de toxicidad. 

Arcilla de bentonita, que es un pulidor natural rico en minerales que no es demasiado abrasivo. También es alcalino, por lo que ayuda a reducir la acidez en la boca.

Xilitol por su capacidad para reducir las bacterias que causan caries en la boca. Simplemente no agregue demasiado, ya que es un edulcorante; demasiado puede reprogramar sus papilas gustativas para anhelar demasiada dulzura.

Bicarbonato de sodio, por su alcalinidad. Nuestros dientes y bocas están constantemente bajo el ataque de los ácidos gracias a los alimentos que comemos. Neutralizar estos ácidos con vegetales y agua es esencial para mantener el pH adecuado en la boca para estimular las bacterias correctas y proteger el esmalte de las caries. El bicarbonato de sodio tiene un pH de 9 a 11 (alcalino), por lo que ayuda a neutralizar los ácidos sin ser demasiado abrasivo para los dientes.

Sal: igual que usamos la sal para conservar alimentos, utilizar sal en una pasta de dientes inhibe la formación de bacterias malas además de aportar minerales muy beneficiosos que estimulan la formación de saliva que es muy buena en la lucha contra la caries. 

Receta de pasta de dientes a base de aceite

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharadas de arcilla de bentonita
  • 2 cucharadas de cacao en polvo SIN AZÚCAR (o nibs de cacao)
  • 1 cucharada de xilitol
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Unas gotas de aceite esencial de menta (opcional para el gusto)

Mezcla todos los ingredientes secos y si se usan nibs de cacao, se puede utilizar el molinillo de café para moler todos los ingredientes juntos. 

Añade el aceite de coco poco a poco hasta alcanzar la consistencia preferida. Si el aceite de coco está solidificado, se puede calentar al baño maría para licuarlo. 

Tengan en cuenta que si se usa un tubo de silicona como dispensador y la temperatura ambiente es fría el aceite de coco se solidificará y no se podrá utilizar bien. En ese caso, es mejor usar otro tipo de recipiente y dejar el tubo de silicona para épocas del año en que la temperatura es más alta. 

¿Cómo hacer nuestra pasta de dientes y por qué es necesario hacerlo?
El bicarbonato es alcalino y por tanto ayuda a neutralizar los ácidos de la boca.

Receta de pasta de dientes a base de agua

Ingredientes: 

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal 
  • 1 cucharada de arcilla de bentonita 
  • 2 cucharadas de agua destilada o filtrada
  • 1 cucharadita de xilitol 
  • 2 cucharaditas de cacao puro en polvo (opcional) 
  • 2 gotas de aceite esencial de menta (opcional solo para darle sabor) 

Se mezclan todos los ingredientes secos o si prefieres usar nibs de cacao puedes usar un molinillo de café para moler juntos todos los ingredientes. 

Luego añade el agua y mezcla todo muy bien, rectifica de agua hasta lograr la consistencia deseada. 

El xilitol es un endulzante que además cuida tus dientes.
El xilitol o azúcar de abedul, es un endulzante que además cuida tus dientes.

Enjuague bucal 

Una opción de enjuague bucal muy efectiva contra infecciones es a base de sal y bicarbonato. 

Para hacerlo, se pone una cucharada de bicarbonato y otra de sal en un vaso resistente al calor. Se hierve un vaso de agua y se vierte en el vaso. 

El bicarbonato bullirá ya que es efervescente, se remueve y se deja enfriar. Una vez frío ya se puede utilizar como enjuague tras el cepillado y ayudará a mantener la boca libre de infecciones. 

“Nos han lavado el cerebro para pensar que necesitamos esterilizar nuestra boca con enjuagues bucales que eliminan el ‘99% de los gérmenes’, pero la salud dental consiste en lograr un ecosistema equilibrado de bacterias en la boca, que nos protege de enfermedades y promueve la remineralización de los dientes”, explica el Dr. Burhenne.

Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la opinión de un especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de noticias de Youtube BLes Mundo?

 

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados