Redacción BLes – Un experto dijo que sería el primer caso que se conoce, algo “sin precedentes” que un colegial con alergia a los lácticos muera porque un trozo de queso, arrojado por uno de sus compañeros, hubiera entrado en contacto con su piel.

El Dr. Adam Fox, un asesor pediatra realizó tales declaraciones durante la revisión del caso del niño de 13 años, Karanbir Singh Cheema, que pasó de estar “absolutamente bien” a estar inconsciente en menos de 10 minutos, después de que un compañero le arrojara un trozo de queso “del tamaño de un post-it”.

El 28 de junio de 2017 en la escuela secundaria William Perkin Church de Inglaterra, en Greenford, al oeste de Londres, uno de sus compañeros le arrojó al pequeño Karan un trozo de queso que impactó en su cuello. Diez días después moriría en el hospital.

El especialista concluyó que el shock anafiláctico por el mero contacto con la piel era “extraordinariamente inusual” y que nunca había oído que pudiera causar la muerte a alguien.

“Las reacciones alérgicas graves por contacto con la piel son muy poco comunes… si fuera el contacto con la piel lo que causó, en este caso, la anafilaxis fatal, creo que sería algo sin precedentes… Nunca lo había visto antes. No he podido ver ningún caso reportado de anafilaxia fatal [por contacto con la piel]”, explicó según The Guardian.

Más factores en juego

Fox continuó diciendo que dada la rareza del evento podría haber otros factores en juego además de la alergia al trigo, al gluten, a todos los productos lácteos, a los huevos y a las nueces, porque también padecía de asma y eccema crónico.

En este sentido, declaró que el hecho de que se rascara el cuello frenéticamente después de que le lanzaran el queso hasta el punto de hacerse sangre podría haber empeorado la situación. “Un mayor rascado y degradación de la barrera cutánea podría haber conducido a un mayor contacto [con el alérgeno]”.

“La ruptura de la piel podría haber sido relevante”, concluyó el especialista según The Telegraph.

El consultor también sugirió que circunstancias adversas como los altos niveles de polen registrados ese día, la edad o su origen asiático aumentaron la probabilidad de que se agudizara su reacción alérgica.

Rina, la madre de Karan, declaró en la audiencia que su hijo era “diligente” con sus alergias y su condición de la piel y que gozaba de buena salud la mañana en que fue atacado.

La escuela la llamó ese día, recordó ante el tribunal, y le preguntó si podían darle Periton porque había comido algo a lo que era alérgico. Poco después le dijeron que fuera directamente a la escuela.

Más tarde, cuando ingresaron al hospital, una médico también le dijo que era poco probable que el contacto de la piel con los alimentos pudiera causar que alguien entrara en shock anafiláctico.

La Sra. Cheema señaló: “La experta no pensó que aquello fuera el responsable, el contacto con la piel no habría causado una reacción tan mala”.

“En sus 30 años practicando medicina estaba segura de que un niño no tendría una reacción anafiláctica por algo en su cuello”, recordó de acuerdo a Daily Mail.

Cabe mencionar que la médica forense Mary Hassell, por su parte, destacó que la acción del niño que le arrojó el queso fue “infantil y sin pensar”, y que no imaginaba que pudiera causarle daño.

La investigación sigue en curso.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados