Redacción BLes –  Existe un mito acerca del aguacate: ¿engorda?

Pero también hay otros mitos, como que si aplicado al pelo puede dejarlo graso, que si no se puede comer más de uno al día… De repente, el aguacate ha escalado posiciones en la nevera y todo el mundo quiere comerlo, a todas horas. ¿La razón? Las miles de bondades que le rodean… y de mitos. Resolveremos todas las dudas sobre él.

El aguacate engorda

No es el aguacate el que engorda, sino el exceso. Y es que los estudios han demostrado que no sólo ayuda al metabolismo, sino que también echa una mano en la tarea de perder peso. Claro que, con matices.

Añadiendo la mitad de un aguacate a tu plato diario, verás mermado el deseo de picar entre horas. El aguacate tiene un efecto saciante en el organismo y reduce el deseo de asaltar la nevera durante las 3-5 horas siguientes.

Una de las claves por las que se activa el deseo y la necesidad de comer reside en los alimentos que elegimos para saciar el hambre cuando nos asalta.

Cuando sentimos que “nos baja el azúcar” y se nos dispara el hambre, la insulina se ha activado. La grasa y las proteínas no la activan, como si lo hacen algunos tipos de azúcares y los hidratos de carbono. El aguacate tiene precisamente un gran contenido de grasas monoinsaturadas o “grasas buenas”, por lo que resulta ideal para calmar esa sensación.

Además, el aguacate tiene una digestión lenta por parte del metabolismo y esto supone que tarde en volver a pedir comida.

¿Cuántos podemos consumir por día?

Crédito: Pixabay

Por poder, lo que tu quieras. Lo recomendable: medio aguacate al día.

Un aguacate equivale a unas 250 calorías, 21 gr de grasa que, aunque es grasa monoinsaturada, si se consume en grandes cantidades, como todo, supone un exceso.

Comparado con una manzana, que tiene unas 100 calorías, comer un aguacate al día se consideraría como comer 2 ó 3 piezas de fruta al día.

El aguacate protege la vista

Cierto. Es rico en luteína, un carotenoide que ayuda a absorber los rayos ultravioleta del sol, evitando que dañen la retina. Además, protege contra las cataratas prematuras.

Fuente de vitamina E

En la era en la que no hacemos más que contar calorías y tener fichada cada vitamina que entra en nuestro cuerpo, no está de más saber que el aguacate es una fuente rica en vitamina E. Esto significa que protege contra enfermedades cardiovasculares y suaviza la piel, dejándola más flexible.

Contra el colesterol

Crédito: Pixabay

Si tienes colesterol y quieres tomar medidas, apunta: comprar aguacates. ¿La razón? Es rico en beta sitosterol.

Si estoy embarazada, ¿puedo comerlo?

No sólo puedes, sino que debes. Es rico en ácido fólico y protege al bebe frente a problemas referidos a la médula espinal (espina bífida) y al cerebro (anencefalia).

Ayuda a la absorción de nutrientes

Crédito: Pixabay

Consumir aguacate junto a otros vegetales y frutas ayuda a que sus nutrientes se absorban mejor.

Aguacate en vez de mantequilla

Mantequilla y aceite son dos de los indispensables en el mundo de la repostería pero, ¿y si te dijéramos que puedes sustituir la mantequilla por el aguacate en tus recetas? Bien si eres vegano, tienes alergias, intolerancias o simplemente porque quieres probar cosas nuevas, puedes sustituir la mitad de la cantidad de mantequilla que vayas a usar en tu preparación por aguacate triturado.

Al hacer este cambio estarás reduciendo las calorías de tu receta. Media taza de mantequilla tiene hasta 800 calorías y la misma cantidad de aguacate sólo tiene unas 185, además de muchos más nutrientes y ser grasas nuevas. Ganas en el cambio. ¡Pruébalo!

¿Se puede congelar el aguacate?

Si has escuchado que la mascarilla de aguacate deja el pelo graso, duda resuelta: FALSO. Es más, si tienes el pelo muy dañado, aplícalo triturado mezclado con unas gotas de limón y déjalo reposar unos 15 minutos. Aclara después y lava normalmente. Te sorprenderás con el brillo y la suavidad. Sus nutrientes son igual de válidos a nivel capilar y facial.

Estos son sus valores nutricionales

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados