La exposición durante la noche a fuentes de la luz tenue como la de los celulares aumentaría el riesgo de propagación del cáncer de mama a los huesos, tal como lo demostraron los científicos estadounidenses en una investigación publicada por la Endocrine Society.

La luz de los celulares en la noche aumentaría el riesgo de contraer cáncer
Ilustración de una célula de cáncer de mama.

Como parte de la demostración los investigadores utilizaron a ratones hembra.

Los ratones en este estudio, al igual que los humanos, producían durante la noche una fuerte señal de melatonina circadiana, una hormona con una fuerte acción anticancerígena y que promueve el sueño.

Así, los investigadores crearon un modelo de cáncer de mama metastásico óseo en ratones, a los que inyectaron células de cáncer de mama humano y sometieron a doce horas de luz.

Adicionalmente se dividieron en dos grupos, a uno de ellos se les apagó la luz permitiéndoles permanecer en la oscuridad, lo que les propició una abundante producción de melatonina endógena.

Al otro grupo se lo expuso a una luz tenue, similar a la que emite el celular, lo cual impidió la producción nocturna de melatonina.

una hormona con una fuerte acción anticancerígena y que promueve el sueño.
La luz impediría la producción de la sustancia melatonina, una hormona con una fuerte acción anticancerígena y que promueve el sueño.

Al final del ciclo establecido pudo observarse, con ayuda de los rayos X, a los ejemplares sometidos a la luz tenue y se evidenció en ellos el desarrollo de tumores mucho mayores y peores daños en los huesos que en los ratones a los que se les permitió permanecer en la oscuridad.

“Esto es importante, ya que muchos pacientes con cáncer de mama probablemente estén expuestos a la luz por la noche como resultado de la falta de sueño, el estrés, el exceso de luz en la habitación debido a dispositivos móviles y otras fuentes, o al trabajo nocturno”, dijo Muralidharan Anbalagan, profesor asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, según Science Daily.

Más de 150,000 mujeres de Estados Unidos tuvieron cáncer de mama en 2017 que hizo metástasis o se diseminó fuera del seno, según un cálculo del Instituto Nacional del Cáncer. Cuando el cáncer de mama se disemina, a menudo llega a los huesos, donde puede causar dolor intenso y huesos frágiles.

Los resultados del estudio se presentarán el sábado 30 de marzo en ENDO 2019, la reunión anual de la Endocrine Society en Nueva Orleáns, Luisiana, Estados Unidos.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados