Redacción BLes– El herpes zóster, también conocido como culebrilla, es una infección de un nervio y la piel que lo rodea. Es causado por el virus varicela-zoster, que también causa la varicela.

Un 90%  de adultos de la población, ha pasado por un episodio de varicela de pequeños y se estima que alrededor de una de cada cuatro personas tendrá al menos un episodio de herpes durante su vida.

Varicela

Sus síntomas son los siguientes, a tener en cuenta:

El síntoma principal de la culebrilla es el dolor, seguido de una erupción que se desarrolla en ampollas con picazón, de aspecto similar a la varicela. Pueden aparecer nuevas ampollas durante hasta una semana, pero unos días después de aparecer toman un color amarillento, se aplanan y se secan.

Las costras se forman donde estaban las ampollas, lo que puede dejar algunas cicatrices leves.

El dolor puede ser una sensación constante, sorda o ardiente y su intensidad puede variar de leve a grave. Puede tener dolores punzantes agudos de vez en cuando, y el área afectada de la piel generalmente será sensible.

En algunos casos, la culebrilla puede causar algunos síntomas tempranos que se desarrollan unos días antes de que aparezca la erupción dolorosa. Estos primeros síntomas pueden incluir:

  • Dolor de cabeza
  • Ardor, hormigueo, entumecimiento o picazón de la piel en el área afectada
  • Sensación de malestar en general
  • Fiebre

Un episodio de herpes zóster suele durar de dos a cuatro semanas. Por lo general, afecta a un área específica en un lado del cuerpo y no cruza la línea media del cuerpo (una línea imaginaria que se extiende entre los ojos hacia abajo más allá del ombligo).

Cualquier parte de su cuerpo puede verse afectada, incluso la cara y los ojos, pero el pecho y el abdomen son las áreas más comunes.

Zonas más comúnmente afectadas por el virus
Zonas más comúnmente afectadas por el virus

Visita a tu médico

El herpes zóster no suele ser grave, pero es necesario consultar a su médico lo antes posible reconoces los síntomas.

El tratamiento temprano puede ayudar a reducir la gravedad de sus síntomas y el riesgo de desarrollar complicaciones.

Cuáles son sus causas

La mayoría de las personas tuvieron varicela en la infancia, pero una vez que la enfermedad desaparece, el virus varicela-zoster permanece (inactivo) en el sistema nervioso. El sistema inmune mantiene el virus bajo control, pero más adelante en la vida puede reactivarse y causar culebrilla.

Es posible tener herpes zóster más de una vez, pero es muy raro más de dos veces.

No se sabe exactamente por qué el virus del herpes zóster se reactiva, pero se cree que la mayoría de los casos son causados ​​por la disminución de la inmunidad (protección contra infecciones y enfermedades).

Las personas que tienen mayor probabilidad de tener un episodio de herpes zóster son:

  • Las personas mayores de 70 años.
  • Las que atraviesan estrés físico y emocional.
  • Las personas con VIH tienen muchas más probabilidades de contraer herpes zóster que el resto de la población porque su sistema inmune es débil.
  • Si fue sometido a un trasplante de médula ósea: el acondicionamiento que necesita antes del trasplante debilita su sistema inmunitario.
  • Si está en proceso de quimioterapia, porque los medicamentos de quimioterapia, que a menudo se usan para tratar el cáncer , pueden debilitar temporalmente su sistema inmunitario, etc.

Sin embargo, los jóvenes que parecen sanos a veces también pueden desarrollar culebrilla.

No es contagioso. Sin embargo, puedes contraer la varicela de alguien con herpes zóster si no has tenido varicela antes.

Las ampollas que forman contienen virus vivos. Si una persona que nunca ha tenido varicela entra en contacto directo con una ampolla abierta o algo con el líquido, puedes contraer el virus y desarrollar la varicela.

Nota: el artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar la consulta con un especialista.

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Cultura? ¡Suscríbete!

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados