A pesar de que existen organizaciones reguladoras de la calidad del aceite de oliva, persisten acciones fraudulentas para adulterarlo, a veces propiciadas por las malas cosechas de las aceitunas, de las cuales se extrae.

El fraude del aceite de oliva: 5 maneras de evitarlo
El primer prensado de la cosecha de aceitunas produce el mejor aceite.

El verdadero aceite de oliva virgen extra procede exclusivamente del primer prensado de la cosecha de la aceituna y no contiene aditivos.

“Sabes, cuando lo ves allí [en Italia], es este verde casi luminiscente”, dice Guy Campanile, un productor italo-estadounidense. “No se parece a nada que hayas visto antes, y sabe como nada que hayas probado antes”, aseguró el conocedor del aceite de oliva, según CBS News.

Por otro lado, para Susana Romera, directora técnica de la Escuela Superior del Aceite de Oliva (ESAO), en España, estas cinco recomendaciones pueden ser útiles para evitar el fraude del aceite de oliva, de acuerdo con BBC.

El fraude del aceite de oliva: 5 maneras de evitarlo
Un olivo, árbol que produce las aceitunas.

Observa el nombre “compuesto”

Una buena referencia para un aceite auténtico es que en la etiqueta se denomine como “virgen” o “extra”, así se identifica un aceite de superior categoría; el precio será mayor, pero vale la pena, de lo contrario muy posiblemente se trate de una mezcla.

La fecha de la cosecha

Si se especifica la fecha de la cosecha de las aceitunas se tiene un buen indicador de la seriedad de la empresa productora.

Es preferible el aceite de la fecha más reciente posible, por ejemplo, que diga: “cosecha 2018-2019”, lo que hace esperar que sea de frutas frescas.

El fraude del aceite de oliva: 5 maneras de evitarlo
Una plantación de olivos.

El tipo de las aceitunas

Conviene buscar en la etiqueta una referencia al tipo de aceitunas utilizadas para extraer el producto contenido en la botella.

Las opciones son monovarietal (de una sola variedad) o blend, es decir proveniente de diversas variedades. En ambos casos está bien, de otra forma es probable que contenga otro tipo de aceites, lo que no es deseable.

El precio

El costo de producir el aceite virgen o extra tiene un nivel razonable, por lo que es de desconfiar de precios demasiado bajos.

El aroma

Si bien para percibirlo es preciso destapar la botella, el aroma debe ser un agradable olor evocador de la naturaleza, quizás a fruta, a hierba, a césped, a flores, etc. pero en ningún caso extraño o desagradable.

Adicionalmente, el envase oscuro permite que se conserve mejor y la indicación del grado de acidez es de ayuda dado que a menor acidez mejor calidad; la óptima suele estar por debajo de los 0.8 grados.

Formas de falsificarlo

La forma más común de falsificarlo es mezclar el aceite extra virgen con aceites de oliva de menor calidad procedentes del norte de África y del Mediterráneo.

En casos extremos puede ser simplemente aceite de girasol al que se añade clorofila y betacaroteno para que tenga aspecto y aroma similar al auténtico.

“El fraude del aceite de oliva ha durado casi cuatro milenios”, dice Campanile. “La diferencia ahora es que la cadena de suministro de alimentos es tan vasta, tan global y tan lucrativa que es fácil para los malos introducir aceites de oliva adulterados o mezclarlos con aceites de oliva de menor calidad con aceite de oliva extra virgen”, comentó el experto de acuerdo con CBS News.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados