La Agencia Nacional de Salud francesa, ANSES, encontró sustancias químicas en los pañales de los bebés que superan los niveles de seguridad, de acuerdo con su evaluación del 23 de enero.

Así, el gobierno francés ha dado a los fabricantes 15 días para presentar un plan de acción destinado a eliminar las sustancias tóxicas, según Euronews.

Varias de estas sustancias químicas peligrosas en los pañales desechables pueden migrar a la orina y entrar en contacto prolongado con la piel de los bebés, causando alergias, como los perfumes, y tóxicos como los furanos y las dioxinas, restos de herbicidas, procedentes de materias primas o procesos de fabricación contaminados.

En consecuencia, dado los riesgos que pueden presentar estas sustancias y de la población de los bebés, especialmente sensible, la agencia estatal recomienda que se eliminen o reduzcan al máximo las sustancias químicas presentes en los pañales desechables, según la página web de la entidad.

Igualmente, que se tomen medidas reglamentarias más restrictivas tanto a nivel nacional como europeo, para hacer más segura la fabricación de estos insumos, de los cuales se calculan 4.000 usados por un bebé durante los primeros 3 años de vida.

Por su parte, los fabricantes de pañales enviaron un comunicado de acuerdo con el cual no han detectado efectos adversos para la salud y cada año venden más de 3.000 millones de ellos, publicó Euronews.

Los tóxicos en el baguette

Ultimátum francés contra los "pañales tóxicos"; el pan francés también contiene tóxicos
El pan también contiene sustancias tóxicas, si bien no exceden los límites permitidos.

En otro estudio realizado en Francia, la revista ‘60 Millions de Consommateurs’, (60 millones de consumidores), encontró que más de la mitad de las muestras de pan analizadas, entre baguettes de panaderías de barrio y pan tajado de los supermercados, contenían sustancias químicas nocivas para el organismo humano.

Es decir, sustancias “reconocidas o sospechosas de ser disruptores endocrinos”, que interfieren con las hormonas del cuerpo y el sistema sanguíneo, aunque dentro de los niveles autorizados.

También se hallaron micotoxinas, compuestos tóxicos producidos de forma natural por algunos tipos de mohos que pueden causar vómitos y otros efectos secundarios, según la Agencia France Presse.

Con respecto al alto contenido de sal comentó el mismo medio francés: “Nos parece que ya es hora de que impongamos un nivel máximo de sal, como ya han hecho Portugal y el Reino Unido”.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados