Al nadar o bañarse, es muy fácil de “inundar” sus oídos, haciendo que se tapen y causando un zumbido, sensación extremadamente incómoda. Es común que las personas tengan su tinnitus (zumbido en los oídos), que si no desaparece con el tiempo, hace que uno busque tratamiento.

Los expertos advierten, cuando ingresa agua y permanece en el oído, si no se maneja adecuadamente puede afectar la audición.

El fluido dentro del oído causa incomodidad desde el oído hasta la mandíbula o la garganta. Muchas personas que tienen agua en los oídos tienen la costumbre de colocar objetos extraños como bolígrafos, dedos, hisopos o tapones para los oídos, para reducir la sensación de incomodidad. Sin embargo, esto puede dañar fácilmente el revestimiento y aumentar el riesgo de infecciones.

Los médicos advirtieron que el agua atrapada en el oído durante mucho tiempo provocará infecciones, cera y suciedad. Además puede causar infecciones en el cerebro que producen dolores de cabeza, sinusitis y otitis aguda.

Para el tratamiento del agua en el oído que causa zumbido después de bañarse o nadar, las personas deben consultar los primeros auxilios a continuación:

Consejos para ayudar a expulsar el agua de su oído rápidamente después de una ducha

– Inclina la cabeza hacia un lado y abra y cierra la mandíbula. Haz este ejercicio simple durante unos minutos, el agua drenará del canal auditivo.

– Jala las orejas cuando esté inclinado cabeza a hombro. También deberías tratar de sacudir la cabeza de un lado a otro.

– Crea presión de vacío inclinando la cabeza hacia un lado y manteniendo la palma de la mano apretada contra la oreja. Aprieta con la palma de tu mano la oreja y luego quítala rápidamente, la fuerza de vacío puede sacar el agua.

– Aplica un trapo caliente en la oreja durante 30 segundos, repite 4 – 5 veces, cada minuto de diferencia. Acuéstate o inclina la cabeza hacia la oreja lesionada.

– También puedes evaporar el agua en el oído con una secadora. Enciende la secadora a la temperatura más baja y manténla a unos 30 cm de distancia. Al tirar hacia abajo del lóbulo de la oreja mientras mueve la secadora de un lado a otro, el flujo de calor puede evaporar el agua atrapada.

– Diluir solución de lavado de peróxido de hidrógeno con agua. Cada vez usa 3 – 4 gotas de solución. Después de 2-3 minutos, inclina la cabeza hacia el lado afectado para permitir que el líquido escape.

Consejos para ayudar a expulsar el agua de su oreja rápidamente después de una ducha y evitar otitis u otras enfermedades e infecciones.

Nota: No uses la solución en el oído si tienes perforación o infección en el oído.

Para evitar el tinnitus, sécate las orejas después de nadar con una toalla limpia y dale palmaditas cerca del conducto auditivo para secar las orejas, incline la cabeza hacia arriba y sacuda la cabeza para quitar el agua que pudo quedar atrapada en el oído.

No uses el limpiador de oídos (hisopos), puedes empujar el agua o la cera del oído más profundamente. Además, evita usar tapones para los oídos cuando sus oídos aún estén tapados.

Si el agua aún permanece en su oído durante muchos días, debes buscar atención médica.

IMPORTANTE: Este artículo fue redactado meramente a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la visita a su médico o especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Cultura? ¡Suscríbete!

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Salud

Video Destacados