Compartir

Sus causas son de los más diversas pero sus afecciones son igual de desagradables para todo el mundo. Una mala higiene bucodental o una alimentación irregular son solo dos de los múltiples motivos que pueden provocar mal aliento.

Una problemática que, además de acudiendo a un especialista, puede paliarse con estos cinco sencillos remedios caseros.

1- Morder perejil. Esta planta cuenta con propiedades como la clorofila que, mezclada con unas gotas de vinagre, puede ayudarnos a prevenir la halitosis.

2- Zumo de limón. Otra solución es enjuagarse la boca cada mañana con unas gotas de zumo de limón. Eso sí, con moderación, ya que su ácido cítrico conseguirá frenar la expansión de bacterias en la lengua y encías, pero también podría dañar seriamente el esmalte.

3- Bicarbonato de sodio. También relacionado con el primer cepillado del día, las propiedades antimicrobianas que posee le convierten en una solución muy eficaz para erradicar el mal aliento, ya que ayuda en la eliminación de las bacterias que provocan malos olores en la boca. Es muy importante no mantener en contacto directo sobre los dientes, ya que podría estropear el esmalte. Diluye una cuchara en un vaso de agua y, después de sumergir el cepillo, frota de abajo a arriba por la boca y la lengua.

4- Vinagre. En el lado inverso aparece la opción de tomar un vaso de vinagre de manzana cada noche. Puedes enjuagarte la boca y paliar el mal aliento gracias al ácido acético que contiene, ya que consigue disminuir el pH de la boca y evitar que las bacterias proliferen por nuestra boca.

5- Té de ortiga. Esta bebida depurativa facilita la eliminación de toxinas acumuladas en el organismo, además de los compuestos sulfurados de diferentes alimentos como el ajo o la cebolla. Para prepararlo tan solo hace falta una taza con agua hirviendo.

A través de 20 minutos.

Ir a la portada de BLes.com.

5 remedios caseros para evitar el mal aliento
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Salud

Video Destacados