Se recurre a ellos para buscar alivio para una gripe, pero muchas veces se abusa de estos medicamentos o se combina con otros sin saber que pueden provocar efectos dañinos a la salud.

Eso puede suceder cuando se utilizan comprimidos y jarabes que contienen compuestos que tienen efectos analgésicos y descongestionantes como la Pseudoefedrina.

La idea de ir por un antigripal es paliar los síntomas, principalmente las molestias musculares y la congestión nasal asociada a los cuadros respiratorios. Sin embargo, el problema pasa por suministrarlos sin consultar con un profesional de la salud, situación que puede tener sus riesgos.

Clarissa Gondim Porto, académica de la carrera de Química y Farmacia de la U. San Sebastián dice que lo esencial es que las personas antes de ingerir un medicamento deben saber qué contiene y para qué sirve y lo recomendable es hacerlo siempre bajo prescripción médica.

En el caso de los antigripales, que son de venta directa en farmacias, hay que saber que “se trata de una asociación de Paracetamol, que permite disminuir la fiebre y dolores corporales, con un descongestionante como la Pseudoefedrina que permite reducir la congestión nasal”.

“Los antigripales, lo que hacen es mejorar el malestar general que incluye el dolor corporal y la rinorrea”, explica la Químico Farmacéutico.

No obstante, el hecho de que se pueden ocupar, no implica que se abuse de este tipo de medicamentos o que pueden mezclarse con otros productos similares.

Por ejemplo, “los jarabes para la tos y los antigripales a veces tienen los mismos compuestos y si una persona ingiere los dos productos entonces se está duplicando la dosis no sólo de Pseudoefedrina sino también, muchas veces, de Paracetamol”.

Respecto a la Pseudoefedrina, la académica agrega que no es recomendable para los pacientes con enfermedades cardiovasculares.“Este fármaco puede producir vasoconstricción y por eso permite la descongestión nasal. El problema es que este efecto podría aumentar la presión arterial y por eso no debería ser utilizado por personas con patologías como la hipertensión”, sostiene Clarissa Gondim Porto.

La Químico Farmacéutico señala que en el caso de ciertos pacientes, esta dosis doble “podría ocasionar eventualmente un aumento considerable en la presión arterial”, por lo que no es recomendable que tomen antigripales con esta sustancia.

Asimismo, la docente USS enfatiza que por la misma razón, tampoco deberían tomar medicamentos que contengan Pseudoefedrina, los pacientes mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y los niños menores de seis años de edad.

Gondim Porto resalta además que cuando se ingieren medicamentos con paracetamol durante mucho tiempo podría provocarse un daño hepático (es un fármaco hepatotóxico).
También recalca que lo mismo ocurre cuando se trata de productos con Ibuprofeno que es antiinflamatorio y antipirético, al combinarlo con Pseudoefedrina, porque por sí sólo este compuesto ingerido en forma prolongada en el tiempo puede ocasionar aumento de la presión arterial.

En el caso de los comprimidos o jarabes con paracetamol y Clorfenamina que las personas toman de noche para aliviar los síntomas de un resfriado, “tienen un efecto sedante y reducen el estado de alerta de las personas”.

Por eso, la docente USS asegura que la posología o dosificación de cualquiera de estos medicamentos debe ser establecida por el médico tratante puesto que es fundamental evitar los efectos secundarios.

Además, advierte que se debe tener mucho cuidado con los medicamentos puesto que pueden producir graves reacciones adversas o efectos secundarios.

A través de: Bío Bío Chile.

Los peligros de abusar de los anti gripales en invierno
Califique esta publicación
Categorías: Salud

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds