Compartir

Las personas que comen más yogur siguen una dieta más saludable, según un estudio de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona, que ha evaluado a más de 6.500 hombres y mujeres.

El estudio, que publica la revista ‘Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases’, constata que consumir productos lácteos cuando se sigue una dieta equilibrada y saludable está asociado a beneficios cardiosaludables.

Este estudio ha evaluado además la asociación entre el consumo de lácteos y el riesgo de tener síndrome metabólico, una agrupación de factores de riesgo cardiovasculares (obesidad abdominal, presión arterial elevada, aumento de azúcar en la sangre, colesterol HDL bajo y niveles elevados de triglicéridos en sangre) que se asocia a mayor riesgo de tener enfermedades del corazón y diabetes.

Los investigadores de la URV, con la colaboración de 23 grupos de investigación de toda España pertenecientes al estudio PREDIMED-Plus (Prevención con Dieta Mediterránea), han llevado a cabo este estudio evaluando más de 6.500 hombres y mujeres de una edad promedio de 65 años con obesidad y un elevado riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Brenda Godinez, Unsplash.

Los autores observaron que aquellas personas que consumían a menudo lácteos fermentados, especialmente yogur, seguían la dieta mediterránea.

Además, comían más frutas, verduras y hortalizas, productos integrales, pescado, frutos secos y menos alcohol, productos refinados como el pan o el arroz blanco, galletas, etcétera.

También comprobaron que estos participantes fumaban menos, lo que sugiere que el consumo de estos alimentos es un posible marcador de la calidad de la dieta y de un estilo de vida saludable.

Igualmente, aquellas personas que consumían una porción de 50 gramos al día (aproximadamente cinco dados) de queso de varios tipos (fresco, curado, semicurado, manchego, requesón, emmental, etc.), tenían menos riesgo de tener hipertrigliceridemia y colesterol HDL bajo (el colesterol bueno para la salud).

Según los investigadores, el yogur y el queso son alimentos “nutricionalmente densos, con una matriz de nutrientes que los hace únicos”, con un elevado contenido en proteína de alta calidad, calcio de fácil absorción, entre otros minerales, vitaminas y bacterias potencialmente beneficiosos para la salud.

A través de La Gran Época

Las personas que comen más yogur siguen una dieta más saludable, según un estudio español
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Salud

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds