Científicos del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej) estudian la relación entre microbiota intestinal y desarrollo de enfermedades, como obesidad y diabetes, a fin de ofrecer una mejor calidad de vida.

La microbiota es un grupo de bacterias que viven en el organismo y tienen relación con el hospedero, las cuales habitan el tracto gastrointestinal, explicó la doctora del área de Biotecnología Médica y Farmacéutica de Ciatej, Marisela González Ávila.

En el proyecto analiza la microbiota intestinal y la presencia de bacterias patógenas, organismos dañinos, comensales funcionales para el organismo, y probióticos benéficos al huésped.

Para el desarrollo del estudio, la doctora analizó varios tipos de microbiota en distintos sectores de la población, donde observó la presencia de probióticos en algunos pacientes con obesidad.

La especialista trabajó en la composición de la microbiota intestinal y su diferencia entre personas con obesidad y aquellas con peso saludable.

También hizo estudios a pacientes hermanos con mismas condiciones genéticas para ver desigualdades, destacó la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“Son diferentes las condiciones de microbiota, genéricamente son compatibles al ser hermanos y las dietas tendían a ser las mismas, pero un hermano era obeso y otro normopeso, la diferencia que hallamos fue la composición de la microbiota intestinal”, planteó la investigadora del Ciatej.

Luego del análisis, la experta pensó si podía regular la microbiota del hermano obeso para emular la del sano, cambiar el metabolismo y disminuir el peso, etapa donde trabajó con una empresa privada.

“En este primer estudio con hermanos consanguíneos logramos tener una nivelación, entonces la microbiota, con la intervención del producto, se parecía más a la del hermano sano”, dijo.

“Les pedimos que no cambiaran sus hábitos, la idea era regular la microbiota para probar la hipótesis de que regulándola, las personas pueden tener un cambio metabólico, y así fue”, precisó.

La investigadora del Ciatej expuso que, al observar los patrones de personas con factores de riesgo, también se puede prevenir que lleguen a desarrollar enfermedades como diabetes.

En casos como el autismo, el grupo de investigación descubrió que los pacientes tienen una microbiota específica, por ello se trabaja en el desarrollo de probióticos, a fin de equilibrar los procesos en sus sistemas nerviosos.

“Cada condición metabólica tiene condiciones peculiares, un patrón de microbiota particular, no he abordado todas, pero en las que he abordado siempre vemos un patrón que es característico de personas con un padecimiento, una situación metabólica o una enfermedad”, abundó.

Agregó que en cada persona, la microbiota es distinta, pues los individuos ingieren bacterias que se adaptan a su organismo desde el primer aliento al nacer.

Además, pueden adquirir otros, o alterar la presencia de estos, con factores como el uso de antibióticos o más comúnmente con la alimentación.

A través de NTX.

Investigan bacterias en tracto digestivo y relación con enfermedades
Califique esta publicación
Categorías: Salud

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds