Compartir

Arriesgar sus propias vidas para salvar a otros y ayudar a la comunidad es lo que los Bomberos hacen a diario. Pero presenciar las tragedias y emergencias también puede llevar a la frustración e incluso a la desesperación.

“Solía ser una persona vulnerable con mal genio. Es Falun Dafa lo que me da confianza, valor y una vida feliz”, explicó Xin Xiangjiao, jefe del 119.° Departamento de Bomberos de Incheon, Corea del Sur.

Oasis en un desierto

Xin, de 44 años, comentó que los cambios ocurrieron hace 15 años. En ese momento, se había graduado de la universidad y estaba trabajando como tutor, mientras se preparaba para un examen con el fin de convertirse en un funcionario del gobierno. Un día, vio un folleto sobre Falun Dafa cerca de la casa del estudiante al que estaba dando clases particulares.

“Lo que se describió en el folleto realmente me inspiró”, recordó Xin: “los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia, los cinco juegos de ejercicios suaves y redondeados así como los importantes beneficios para la salud, fue todo muy gratificante”. El trabajo diario y la preparación del examen le trajeron frustración, haciéndolo buscar algo que lo ayudara a resolver estos problemas.

Falun Dafa era lo que había estado esperando. Xin continuó: “Es como un oasis en el desierto, que me da seguridad física y espiritual. Así puedo hacer frente a las dificultades con las que me encuentro en la vida”. Antes de eso, se obligó a estudiar en la biblioteca todos los días para el examen, a pesar de la frustración, la distracción y tener una mente confusa.

En cambio, la práctica de Falun Dafa y la lectura del libro Zhuan Falun lo llenaron de energía y paz. Gradualmente, se volvió más relajado y concentrado. Su eficiencia y memoria también se incrementaron significativamente. Previo a eso, se estuvo preparando para ser un agente de patentes, pero no pasó la prueba durante varios años. “Sin embargo el examen que hice posteriormente de agente contra incendios también es difícil y me sorprendió el haberlo aprobado después de un corto periodo de preparación”, añadió Xin.

Xin practicando el quinto ejercicio, la meditación de Falun Dafa (Minghui)
Xin practicando el quinto ejercicio, la meditación de Falun Dafa (Minghui)

Dejando de beber y fumar

Xin conocía a bastantes personas que habían intentado dejar de fumar o beber, pero que a menudo fracasaban estrepitosamente. Al igual que ellos, era muy adicto al tabaco y al alcohol. Apenas un mes después de comenzar a practicar Falun Dafa, milagrosamente logró dejar ambos.

La gente a su alrededor se sorprendió al escuchar que ya no fumaba y algunos dijeron que debió ser muy estricto consigo mismo para lograrlo. “Para mí, no fue nada difícil. La verdad, uno sabe lo que debe hacer y lo que no debe hacer, los cambios se produjeron de forma natural”, explicó.

Una actitud positiva

Después de trabajar como bombero durante 13 años, dijo que muchas de las cosas a las que te enfrentas pueden causar un impacto traumático en tu mente, como los grandes incendios que se llevaron la vida de las personas y convirtieron todo en cenizas. Estas experiencias a menudo conducían a la depresión y la desesperación.

Si no hubiera practicado Falun Dafa, dijo que le sería difícil pasar por ello, y mucho menos convertirse en jefe de Bomberos. “Solía ser hipersensible y algo trivial me causaría un fuerte impacto mental. Ahora puedo manejarlos mucho mejor”.

Los libros de Falun Dafa le ayudan a tener una actitud positiva en la vida (Minghui).

Los beneficios también se extienden a las interacciones con los demás, es decir, a ser más considerados con todos. “Los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia me enseñaron a apreciar a los compañeros en el trabajo. Eso significa ayudarlos a superar los contratiempos de nuestro trabajo, y evitar ese estado de vulnerabilidad y desesperación”. Eso, según Xin, es probablemente la mejor forma de pensar para un bombero.

Trabajo en equipo

En comparación con dejar de fumar y beber, el cambio más grande que le ocurrió fue el mejoramiento de su temperamento. “Solía tener mal genio, a menudo me enojaba y trataba mal a los demás”, explicó, “ahora la relación ha cambiado significativamente porque soy capaz de mantener una mente tranquila y siempre trato de hacerlo mejor”. Sus amigos lo elogiaron por ser tan amable y atento.

Ser jefe de Bomberos significa que necesita llegar al trabajo antes que los demás para planificar la rutina diaria y estar preparados. “Descubrí que la actitud de un jefe de Bomberos podría afectar el ambiente de trabajo de todo el equipo de 25 personas”, dijo.

Xin, ya no lucha por el beneficio personal y a menudo delega en los miembros del equipo con confianza, lo que motiva a los subequipos, donde los líderes de estos trabajan y tienen una mejor cooperación entre sí.

Habiendo experimentado estos beneficios, siente el impulso de contárselo a más personas. A menudo va a la estación de Bucheon los fines de semana, para compartir con otros las bondades de Falun Dafa y la continua persecución que sufre en China a manos del régimen comunista.

Fuente: Minghui.

Nota del editor: Falun Dafa (también conocida como Falun Gong) es una disciplina de la Escuela Buda basada en 3 principios universales: Verdad, Benevolencia y Tolerancia que elevan el estándar moral y además incluye 4 ejercicios y una meditación que se hacen en los parques libremente.

La disciplina se practica en más de 100 países. Para consultar el sitio de práctica más cercano a tu domicilio puedes hacer clic aquí.

Para descargar gratuitamente el libro principal de la disciplina, puedes hacer clic aquí: Zhuan Falun.

Video: Introducción a Falun Dafa (Doblado al español):

Jefe de Bomberos en Corea del Sur encontró confianza y una vida feliz gracias a una disciplina espiritual
5 (100%) 1 voto

Compartir
Categorías: Historias de vida Salud

Video Destacados