Mayoritariamente utilizada por su poder edulcorante -sus hojas endulzan 30 veces más que el azúcar blanco sin aumentar el nivel de glucosa en la sangre- la estevia es un endulzante muy saludable, pero este es solo uno de sus muchos beneficios.

La estevia (o Stevia rubaudiana) es un pequeño arbusto herbáceo de unos 80 cm de alto, de hoja perenne y de la familia de los crisantemos. Su nombre científico es Stevia Rebaudiana Bertoni, en homenaje a los científicos Rebaudí y Bertoni, que la clasificaron y estudiaron. Los indios guaraníes la llaman “ka’a he’e” (hierba dulce) y la han consumido durante siglos, desde mucho antes de la llegada de los españoles a América, por lo que es uno de los endulzantes más antiguos que se conoce.

Sin embargo, al día de hoy China es el principal productor y consumidor de estevia, seguida de Japón. En Europa se comenzó a regular su comercialización a partir de 2011, no sin cierta polémica.

Propiedades de la estevia

La estevia tiene dos principios activos con propiedades diferentes:

#1. Endulzante – Principio activo rebaudiósido

La parte de la planta que tiene propiedades es la hoja, que se puede consumir seca, fresca o en polvo.

En forma de hoja la estevia tiene un dulzor 30 veces superior al de la azúcar blanca refinada. Es ideal para tomar con tés, infusiones y postres y no altera el nivel de glucosa en la sangre en absoluto. Por esta razón es muy apreciada entre las personas que sufren diabetes, que pueden disfrutar de alimentos y recetas dulces sin riesgo.

Otro aspecto a resaltar es que tiene cero calorías, por lo que también es muy utilizada en dietas de adelgazamiento prolongadas en lugar de los edulcorantes sintéticos.

En forma de polvo blanco concentrado, la estevia es hasta 300 veces más dulce que la azúcar blanca refinada. Se puede encontrar también en formato líquido concentrado, siendo en este caso su poder endulzante 70 veces mayor que el azúcar tradicional.

#2. Terapéutico – Principio activo esteviósido

Además de su poder endulzante, parece que las hojas verdes de la estevia esconden muchas otras propiedades medicinales que actualmente están siendo objeto de cierta polémica al chocar frontalmente con intereses de grandes corporaciones.

Esto es lo que afirman –por ejemplo- varias asociaciones españolas de agricultores y usuarios de la estevia.

La más destacada entre ellas es la asociación liderada por Josep Pámies, llamada Dulce Revolución. Esta organización lleva cultivando y estudiando los efectos de la estevia desde hace 10 años y afirma, con base en los testimonios de consumidores de esta planta y en su experiencia propia, que esta planta es una verdadera “joya de la naturaleza” y le atribuyen muchas y muy diferentes propiedades medicinales:

  • Estimula la secreción de la insulina pancreática y mejora la sensibilidad a la insulina
  • Tiene efecto antibiótico
  • Refuerza el sistema inmunológico: ayuda a protegerse de las agresiones de patógenos
  • Favorece la digestión
  • Tiene efecto cicatrizante sobre la piel y bactericida en las heridas
  • Efecto hipotensor y vasodilatador – Ayuda a combatir la tensión alta
  • Efecto cardiotónico
  • Disminuye el deseo o la apetencia de tomar dulces o grasas

Estudios sobre el poder medicinal de la estevia

En 1899 Moisés Santiago de Bertoni documentó por primera vez la planta en Paraguay. En 1905, se definió como Stevia Rebaudiana y se comercializó por primera vez en la década de los 70 en Japón. En 2008 se aprobó en Estados Unidos y posteriormente pasó lo mismo en el resto de países.

Hay cientos de estudios que avalan las propiedades medicinales de la estevia para tratar y aliviar una larga lista de dolencias y afecciones, como la diabetes y la tensión alta; tiene efecto anticancerígeno, antioxidante, antibacteriano, antivírico, diurético, cicatrizante… etc. Además, se ha constatado que la estevia es extraordinariamente rica en hierro, magnesio, cobalto o ácido fólico. También ayuda en la absorción de otras sustancias como la curcumina.

La estevia prohibida en España

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) consideró la estevia como un “nuevo alimento”, por ende como no había sido consumida “en gran medida por los seres humanos en la UE antes del 15 de mayo de 1997, cuando entró en vigor el primer Reglamento sobre nuevos alimentos (…) Es necesaria la autorización previa a la comercialización (…) sobre la base de una evaluación de seguridad acorde con los principios anteriores”.

Con base en esta normativa, AECOSAN ordenó en marzo de 2015 la retirada de todos los comercios de España de todos los productos puros de estevia a falta de estudios que científicamente prueben que el consumo de esta planta es lo suficientemente seguro, antes de permitir que se continuara con su cultivo y comercialización.

Por tanto, dilucidamos que toda parte natural de esta materia prima que se distribuya en cualquier tipo de punto de distribución o venta queda prohibida. Puede comprobarse de hecho que, en caso de no cumplir con la advertencia, cualquier emplazamiento que comercialice la stevia pura (…), se verá perseguida y será susceptible de sanción o amonestación por parte de las autoridades sanitarias”, afirmó la entidad.

La planta prohibida, su versión refinada y comercial regulada

Sin embargo, desde 2011 en toda la Unión Europea, se permitió el uso del aditivo alimentario E960, producido industrialmente a partir de la estevia, sintetizando el principio activo rebaudiósido (glucósido de esteviol) y eliminando el principio activo “steviosido” que recordemos, hemos mencionado arriba, es el que posee propiedades terapéuticas y medicinales.

Es decir, la planta natural en estado puro es considerada ilegal, mientras que la síntesis química de sus propiedades endulzantes está perfectamente regulada por las autoridades sanitarias españolas. Las grandes marcas tienen permitido comprar la hoja de estevia, sintetizar su principio activo endulzante (glucósidos de estevia), convertirlo en un aditivo alimentario refinado y comercializarlo, utilizando para su marketing la buena reputación de la estevia como planta saludable.

Productos que contienen el E960, el endulzante industrial

Sin embargo, en este formato, la estevia pierde todas sus propiedades medicinales y se convierte simplemente en un endulzante industrial que además es mezclado con otros edulcorantes químicos como el sorbitol o el aspartamo, denuncia la Asociación Dulce Revolución.

Mientras tanto en España, en 2015 se prohibió cultivar la estevia tanto a nivel privado, para autoconsumo, como a nivel comercial. La venta de la planta para cultivo de autoconsumo y la de la hoja seca tenían un coste y un precio de mercado muy bajo o incluso cero, lo que permitía a personas de recursos limitados tener acceso a una magnífica alternativa natural.

Todo esto a pesar de que en Alemania la estevia había sido incluida en el registro de alimentos inocuos desde 2011 y en Japón desde hace ya 35 años. En ninguno de estos dos países se ha producido ningún caso de intoxicación o de alerta sanitaria de ninguna clase relacionada con el consumo de estevia.

Movimiento social en favor de la estevia

La prohibición de cultivar y consumir estevia en su forma más natural y pura provocó una reacción social muy importante en España. Se recogieron firmas, personalidades mediáticas dieron su apoyo y gracias a Internet muchas personas supieron de esta situación.

Productores, transformadores y empresarios de Andalucía, Cataluña y Extremadura pidieron ayuda a grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados para defender el cultivo y consumo de la estevia en España. En Alemania y gracias a una batalla legal similar que se inició en 2004 y finalmente culminó en 2011, se sentó un precedente jurídico a nivel europeo, que en España se ignoró. Consideraban la prohibición de la estevia una incongruencia normativa que causaba una discriminación comercial del sector español frente al resto de países de Europa, en especial frente a Alemania.

Finalmente la legalización a nivel europeo

En mayo de 2017, dos años y medio después de la prohibición y sin resolución administrativa explicando nada, simplemente la estevia apareció en la página de la Unión Europea dentro de la lista de plantas autorizadas. Pocos días después el Ministerio de Sanidad español hacía lo propio.

Tras años de reivindicaciones, por fin en toda Europa se puede cultivar y consumir esta maravillosa planta que tantos beneficios puede aportar de manera económica y asequible para todo el mundo.

Recomendaciones y precauciones

La estevia es ideal para endulzar bebidas, se puede mascar la hoja fresca o utilizar el polvo concentrado 100% puro para repostería.

Pero como toda planta con propiedades, pueden darse contraindicaciones y hay que tomar las precauciones necesarias para obtener el máximo de beneficio sin ningún efecto no deseado.

Pueden darse algunos efectos secundarios si se toman dosis altas durante tiempos muy prolongados: disminución de esperma y puede tener efecto genotóxico.

Pacientes con diabetes deben SIEMPRE consultar con su médico antes de incluir la estevia en su dieta.

También deben tener especial cuidado y consultar siempre con su médico, aquellas personas que sean sensibles al polen de algunas flores como las margaritas, la ambrosía o los tajetes.

Estevia: la alternativa saludable del azúcar
Califique esta publicación
Categorías: Salud

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds