BERLÍN (AP) — Las autoridades escandinavas advirtieron el viernes sobre vientos fuertes, en medio de tormentas que siguieron a un largo período de calor y aire seco, en tanto el ferrocarril nacional de Alemania buscaba reabrir rutas cerradas la noche anterior debido a las tormentas.

En Noruega se cancelaron los cruces en transbordadores. Las autoridades advirtieron a los excursionistas que habría vientos fuertes en las montañas y pidieron a la gente que sujete sus botes, carpas y otros equipos.

Se pronosticaron ráfagas en la costa danesa del Mar del Norte y se advirtió que vehículos livianos no debían cruzar puentes.

En Thy, en el noroeste de Dinamarca, el viento clavó una clavija de carpa en la garganta a un excursionista de 61 años. Fue trasladado en helicóptero a un hospital y su estado era grave, dijo el vocero policial Henrik Nielsen a la emisora pública DR.

Las tormentas azotaron el norte de Alemania durante la noche con vientos de hasta 140 km/h en la costa. El viento derribó árboles y provocó graves trastornos en el tráfico.

Las autoridades advirtieron sobre lluvias intensas y vientos fuertes en el centro y sur de Polonia.

En Francia, unas 1.600 personas fueron evacuadas el jueves en tres regiones del sur debido a tormentas e inundaciones. Los ríos Ceze y L’Ardeche en la región de Gard se volvieron torrentes y desbordaron rápidamente.

Unos 119 niños, muchos de ellos alemanes, fueron evacuados de un campamento en Saint-Julien-de-Peyrolas en Gard.

El jefe de la gendarmería regional, coronel Laurent Haas, dijo a la televisora BFM que 46 adultos tuvieron que ser rescatados, pero aún se buscaba a un alemán de 67 años cuya camioneta van fue barrida por las aguas.

Vientos fuertes en Escandinavia y tormentas en Francia después de intensa oleada de calor
Califique esta publicación
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds