En una granja del condado de Shropshire, Inglaterra, un agujero que tal vez conducía a conejos a su madriguera resultó ser la ruta hacia una red de cavernas que, a juzgar por los símbolos allí encontrados, albergó alguna vez a miembros de la misteriosa Orden de los Caballeros Templarios.

El sitio se ubica en terrenos privados cerca de la ciudad de Shifnal, y recibe el nombre de Caynton Caves. De acuerdo con la organización Historic England no se estableció su fecha de construcción.

Una madriguera de conejo conduce a antiguas y misteriosas cuevas
Las salas exhiben decorados neonormandos.

Las grutas se caracterizan por las columnas cilíndricas con capiteles, talladas en la roca. Predominan en las paredes de las salas los decorados neonormandos y los diseños.

Una madriguera de conejo conduce a antiguas y misteriosas cuevas
Algunos de los símbolos parecen ser de origen templario.

“Tuve que agacharme y una vez dentro, todo estaba en silencio. Había unas cuantas arañas ahí dentro, pero eso fue todo. Estaba lloviendo, por lo que la pendiente hacia abajo era bastante fangosa, pero dentro de la cueva estaba seca como un hueso”, relata el visitante Michael Scott a BBC.

Una madriguera de conejo conduce a antiguas y misteriosas cuevas
El acceso al público fue restringido por el mal uso que se les daba a las cuevas.

El propietario del terreno en el que se hallan las cavernas permitió el acceso al público, pero en el 2012 decidió sellarlas dado que se celebraban ritos en Halloween que las deterioraban.

Una madriguera de conejo conduce a antiguas y misteriosas cuevas
Ilustración de Caballeros Templarios.

No está comprobado que hayan pertenecido a los Caballeros Templarios, aunque algunos de los símbolos encontrados parecen indicarlo.

Los miembros de esta orden eran monjes armados, con ciertos privilegios legales respaldados por la Iglesia católica. Se cree que poseían grandes riquezas y poder.

En 1095, el Papa Urbano II prometió a los caballeros de Europa el perdón de sus pecados si participaban en una cruzada para recuperar Jerusalén para el cristianismo. Muchos respondieron “tomando la cruz” y mostraron este acto cortando cruces rojas antes de coserlas en sus túnicas.

Las cruzadas fueron campañas militares convocadas por el Papa entre 1095 y 1291, para recuperar Tierra Santa de manos de los musulmanes.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados