Anthonius Gunawan Agung, controlador aéreo en el aeropuerto Mutiara SIS Al-Jufrie, de Palu, Indonesia, estaba de guardia el viernes por la noche cuando ocurrió el terremoto que asoló a su nación y en vez de huir, para proteger su vida, se quedó ayudando a partir a un avión con cientos de pasajeros a bordo.

El avión de Batik Air, vuelo 6321, partió con seguridad gracias a la responsabilidad de Anthonius, quien fue el único que se quedó en la torre de control mientras se desencadenaba el terrible terremoto de 7.5 grados, de acuerdo con informe de The Sun.

Con tan solo 21 años cumplió con su misión valientemente, y cuando ya había salvado a los pasajeros de la tripulación no le quedó otro recurso que saltar del cuarto piso del edificio en el que se hallaba, en un esfuerzo por escapar de la estructura que amenazaba con derrumbarse.

La torre de control desde la cual saltó Anthonius Gunawan Agung.

El joven controlador aéreo fue ingresado al hospital con una pierna rota y varias heridas internas, pero lo médicos recomendaron llevarlo a un hospital mejor dotado, con equipos médicos especializados, ante la gravedad de sus heridas.

“Preparamos un helicóptero desde Balikpapan en Kalimantan para llevarlo a un hospital más grande en otra ciudad. Desafortunadamente lo perdimos esta mañana antes de que el helicóptero llegara a Palu. Nuestro corazón se rompió al escuchar la noticia”, reveló Yohannes Sirait, portavoz de Air Navigation Indonesia.

Sirat dijo que la decisión le costó la vida, pero posiblemente salvó a cientos de otros.

Un terremoto de 7.5 grados seguido de un tsunami dejó devastada una amplia zona de la ciudad de Palu y varias aldeas han desaparecido literalmente, el saldo de muertos supera los 800, pero las autoridades prevén que sean alrededor de 2000.

José Ignacio Hermosa – BLes

Un controlador aéreo se convirtió en héroe en medio de la tragedia de Indonesia 
5 (100%) 1 voto
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds