Un esqueleto de dinosaurio, subastado en París por 2 millones de dólares, fue adquirido el 4 de junio por un comprador cuya identidad no se comunicó.

De acuerdo con el análisis de los expertos, el esqueleto, al cual le faltan muy pocas piezas, correspondería a un ejemplar del grupo de dinosaurios conocidos como Tyrannosaurus rex, y debe haber existido hace 150 millones de años, comunicó BBC News.

El animal prehistórico, de 9 metros de largo, parece pertenecer a una nueva especie de la familia de los terópodos, “el nombre podrá ser elegido por el nuevo dueño, siempre y cuando sea científico, y sujeto a revisión por pares”, según la casa de subastas francesa Aguttes, que realizó la venta en el primer piso de la Torre Eiffel.

El esqueleto estará al alcance de los científicos.

Por otra parte, se informó que el esqueleto fue desenterrado en terrenos privados del estado de Wyoming, Estados Unidos, en 2013.

Algunos paleontólogos sentaron su protesta porque al ser de propiedad privada, a su juicio, la ciencia estaba perdiendo fósiles valiosos.

No obstante, los restos serán “destinados a estudio científico”, de acuerdo con lo que respondió la casa de subastas.

“Todo el mundo podrá verlo, pronto será prestado a un museo, será estudiado por científicos”, dijo el comprador, según BBC.

La estructura ósea fue reconstruida en el primer piso del la Torre Eiffel en París.

Para sorpresa de los científicos que lo examinaron, tenía importantes diferencias anatómicas con respecto a los grandes saurios ya conocidos, tenía más dientes, una pelvis mayor y diferencias en los huesos del cráneo y los hombros.

Jose Ignacio Hermosa – BLes

Share
Categorías: Ciencia Mundo

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds