Compartir

Redacción BLes – Ya en el mes de enero el primer ministro sueco anunció que se planteaba sacar el ejército a la calle y en mayo distribuyó un panfleto entre la población con recomendaciones sobre qué hacer en caso de guerra. Los ataques del lunes que dejaron 80 coches quemados pueden ser la gota que colme el vaso. 

Este panfleto titulado “Si viene una crisis o una guerra” es el primero de esta clase en ser difundido desde la Segunda Guerra Mundial, cuando Suecia se mantuvo neutral y se ha distribuido en 4,8 millones de hogares de todo el país.

El documento advierte en sus 20 páginas sobre cómo actuar en caso de producirse un escenario de guerra y curiosamente las primeras dos cosas sobre las que advierte es sobre la información falsa y los ataques terroristas

Primera página del panfleto informativo “Si viene una crisis o una guerra

La tensión entre Rusia y Suecia es cada vez más evidente y la mayoría de medios de comunicación asocian la publicación de este documento con este potencial conflicto. 

Sin embargo la escalada de extrema violencia empleada por las bandas de inmigrantes en toda Suecia, está cada vez más presente en los discursos de los principales partidos y analistas políticos empiezan a hablar de una eventual “guerra civil”. 

“Los estados y las organizaciones ya están utilizando engañosamente información para tratar de influir en nuestros valores y cómo actuamos. El objetivo puede ser reducir nuestra capacidad de recuperación y disposición para defendernos”, advierte el documento. 

El primer ministro Stefan Löfven no quiere descartar por completo la intervención militar contra el crimen de las pandillas. “No es mi primera acción poner militares, pero estoy dispuesto a hacer lo que sea necesario para asegurar que el crimen organizado se vaya”, dijo en enero después del debate sobre el liderazgo del partido en el parlamento.

Primer ministro sueco Stefan Lofven habla un periodista durante su visita a unos barrios atacados el martes.

¿A qué bandas se refiere el primer minitro sueco? ¿Que está pasando en Suecia? 

Hubo 129 tiroteos en Estocolmo en 2017. Diecinueve personas murieron en los ataques, casi el doble que en 2016, según cifras oficiales, recogidas por Reuters.

En Malmö, donde alrededor del 45% de los 330.000 habitantes son inmigrantes, la policía dice que tres o cuatro pandillas están operando. 

Hace cinco años, Suecia se veía a sí misma como una “superpotencia humanitaria” que generosamente daba la bienvenida a los inmigrantes, muchos de los cuales huían del conflicto en Medio Oriente y África.

Alrededor de 400.000 personas han solicitado asilo en el rico país escandinavo de 10 millones de habitantes desde 2012, y solo en 2015 se tramitaron 163.000 solicitantes de asilo.

Sin embargo, estos inmigrantes no se han integrado en la sociedad sueca.

Barrios marginales con mayoría inmigrante se han convertido en zonas en las que ni la policía entra, llamadas “zonas de no acceso” donde han proliferado la violencia y se almacena armamento pesado

“La gente que vive en esas áreas tiene mucho miedo de llamar a la policía o de pedir ayuda a ambulancias. Tiene miedo de las consecuencias para ellos y para sus familias”, dice Henrik Johansson, exdirector del sindicato de paramédicos.

Según reporta la BBC, hay un creciente aumento de posesión de granadas de mano, en su mayoría provenientes del conflicto de Yugoslavia en los años 90, por parte de las bandas criminales que dominan estos barrios. 

La policía reconoce que hay cerca de 60 áreas “vulnerables” pero no acepta que se las describa como de “no acceso”, un término cargado de demasiado significado en Suecia.

Solo en 2017 se han registraron 200 ataques con explosivos y 306 tiroteos con 41 fallecidos

Estos ataques fueron en su mayoría perpetrados con granadas de mano, algunos de ellos contra estaciones y vehículos de policía.

Ataque con granada de mano contra un vehículo de la policía en 2017.

El medio The Times informó a principios de año que en Malmö, donde el 45% de los 340,000 habitantes son inmigrantes y la quinta parte son menores de 18 años, niños de apenas 14 años deambulan por las calles con rifles de asalto Kalashnikov y chalecos antibalas.

La edad promedio de los miembros de pandillas es de 22 años, la gran mayoría de ellos provienen de familias inmigrantes. En 2015 se encontraron misiles antitanque en el sótano de Malmö

Los ataques del lunes noche parecían “operaciones militares”

Según informó The Daily Mail, decenas de automóviles fueron incendiados y la policía fue apedreada por bandas de jóvenes enmascarados que invadieron Suecia el lunes por la noche.

Se registraron incendios en Malmö, Gotemburgo y Helsingborg, y escenas dramáticas mostraron a jóvenes que atacaban vehículos en un centro comercial y estacionamiento de un hospital en Frölunda Torg, en el oeste del país.

El Primer Ministro sueco, Stefan Löfven, dijo en un programa de radio, que estos ataques “parecían un operación militar”

Aparentemente, el grupo más grande de jóvenes se reunió en Trollhättan, al norte de Gotemburgo, donde unas 40 personas arrojaron piedras y comenzaron los incendios.

videoPlayerId=48c5532d5

Ad will display in 09 seconds

La policía cree que los diversos incendios que estallaron en todo el país estaban relacionados y se ha detenido hasta el momento a tres jóvenes.

Alrededor de 80 vehículos habían sido vandalizados en total, informó la televisión sueca, con tres caravanas y un camión también como blanco, y testigos describieron a jóvenes ‘de cabello oscuro’ que lanzaron los ataques.

Violencia asociada con inmigrantes

Se desconoce la nacionalidad o ascendencia racial de los detenidos, pues la ley sueca prohíbe difundir y registrar la información racial de los criminales. 

Sin embargo, si se compara el patrón de este ataque con otros similares sucedidos en Suecia en los últimos años, se pueden hacer deducciones con bastante posibilidades de acierto. 

De hecho, decenas de personas han sido asesinadas los dos últimos años en ataques en la capital, Estocolmo y otras grandes ciudades, por pandillas que dominan suburbios habitados mayoritariamente por inmigrantes.

En el último derramamiento de sangre, tres hombres murieron por disparos y tres resultaron heridos frente a un cibercafé en la ciudad de Malmö el 18 de junio. Un cuarto hombre murió por disparos días después y otro sobrevivió porque llevaba un chaleco antibalas.

A la vista de estos datos, parece que las palabras del presidente Donald Trump en febrero pasado no eran tan descabelladas después de todo. La violencia en Suecia está aumentando alarmantemente a medida que el número de inmigrantes en el país está creciendo. 

Y estos ataques cada vez son más frecuentes, violentos y organizados en toda Europa. 

El reciente incidente en la valla de Ceuta en España, cuando 602 inmigrantes lograron acceder a España, mostró una violencia y una coordinación nunca antes vista. Los inmigrantes que acceden a Europa están cada vez mejor organizados, armados y son más agresivos. 

Más de 800 inmigrantes trataron de saltar la valla de Ceuta empleando violencia el mes pasado. 602 lograron entrar.

Según datos de Pew Research Center, los solicitantes de asilo procedentes de países no europeos entre 2013 y 2015 son entre un 63% y un 71% varones jóvenes

Provienen de países donde la vida humana no tiene casi valor, donde las mujeres son tratadas como animales, de entornos de guerra y miseria, la violencia para ellos es parte de sus vidas.

Cuando acceden a Europa de manera irregular quedan en un limbo legal que no les permite integrarse, son demasiado mayores para recibir educación y no logran trabajos regulares. 

Según datos de la policía española, solo el 18% de los inmigrantes clandestinos que llegan a Europa por España son deportados. El resto, el 82% escapa de los centros de atención al inmigrantes y quedan libres en suelo europeo. 

“El sindicato policial Alternativa Sindical de Policía (ASP), confirma las informaciones vertidas por fuentes policiales de los últimos días donde se denunciaba que sólo en Libia hay cerca de un millón de inmigrantes irregulares subsaharianos con intención de acceder a Europa. A los que habría que sumar otros 300.000 que en los tres últimos años han llegado a la costa europea principalmente por Italia. También hay 50.000 subsaharianos esperando a cruzar a España en Marruecos, la mayoría hombres jóvenes”

Estos inmigrantes deambulan por Europa sin papeles, sin posibilidad de trabajar y finalmente se hacinan en suburibios donde se convierten en marginados pobres en países ricos. 

En España, por ejemplo, el fenómeno “top manta” se ha convertido en un problema muy serio en Madrid y Barcelona. El número de “manteros” se ha multiplicado por diez en los últimos tres años y cada vez tienen menos miedo de la policía.

En Madrid se han producido enfrentamientos con la policía y disturbios.

La semana pasada un grupo de manteros atacó a un turista estadounidense en Barcelona y este tuvo que ser atendido en el hospital. 

En Colonia, el fin de año de 2015 más de 1.000 inmigrantes estuvieron involucrados en los abusos que sufrieron y denunciaron 500 chicas jóvenes.

Se están incrementando los casos de acoso sexual a chicas jóvenes en Alemania, Suecia, Holanda. 

Estos ataques contra chicas protagonizados por inmigrantes musulmanes en toda Alemania está forzando la segregación por género en las piscinas públicas. Los países europeos están empezando a cambiar sus costumbres para evitar el conflicto con los recién llegados. 

La policía perdió el control de la situación en la estación de tren de colonia en la víspera de Año Nuevo.

¿Supone la inmigración masiva una grave amenaza para Europa?

Historiadores, periodistas, escritores están alertando del grave peligro que corre la forma de vida y la cultura europea por la inmigración masiva de países musulmanes que se está viviendo desde 2015.

El ex corresponsal de guerra, escritor y académico de la lengua, Arturo Pérez-Reverte, en su artículo de 2015 titulado ” Los godos del emperador Valente“, volvía la mirada a otras lecciones que la historia nos ofrece, episodios en los que el fenómeno de la inmigración ha destruido imperios desde dentro. 

“En el año 376 después de Cristo, en la frontera del Danubio se presentó una masa enorme de hombres, mujeres y niños. Eran refugiados godos que buscaban asilo, presionados por el avance de las hordas de Atila. (…) En los meses siguientes, aquellos refugiados comprobaron que el imperio romano no era el paraíso, que sus gobernantes eran débiles y corruptos, que no había riqueza y comida para todos, y que la injusticia y la codicia se cebaban en ellos. Así que dos años después de cruzar el Danubio, en Adrianópolis, esos mismos godos mataron al emperador Valente y destrozaron su ejército. Y noventa y ocho años después, sus nietos destronaron a Rómulo Augústulo, último emperador, y liquidaron lo que quedaba del imperio romano”.

“Los godos (inmigrantes) seguirán llegando en oleadas, anegando fronteras, caminos y ciudades. Están en su derecho, y tienen justo lo que Europa no tiene: juventud, vigor, decisión y hambre. Cuando esto ocurre hay pocas alternativas, también históricas: si son pocos, los recién llegados se integran en la cultura local y la enriquecen; si son muchos, la transforman o la destruyen”, asegura Reverte.

“Y es que todo ha ocurrido ya. Otra cosa es que lo hayamos olvidado”, sentencia. 

Batalla de Adrianópolis, 378. Huída de Valente

Por su lado, Douglas Murray, periodista británico y autor de “La extraña muerte de Europa: inmigración, identidad, islam“, sostiene que la civilización y cultura europeas están en serio peligro de desaparecer como consecuencia de su actitud ante la inmigración.

En cualquier caso algunos gobiernos y expertos aseguran que Europa se enfrenta al mayor reto de toda su historia. Italia, Hungría y ahora Austria están ya tomando medidas para proteger sus territorios. 

Sun Tzu, autor de uno de los tratados de guerra más antiguos e influyentes de toda la historia de la humanidad dijo en su obra “El Arte de la Guerra

“Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no temas el resultado de cien batallas; si te conoces a ti mismo, pero no conoces al enemigo, por cada batalla ganada perderás otra; si no conoces al enemigo ni a ti mismo, perderás cada batalla”.

Parece que Europa ya no se reconoce a sí misma y definitivamente no parece que vea en el fenómeno de la inmigración ningún peligro.

El tiempo dirá, y no será mucho tiempo, los acontecimientos se mueven rápido. 

Sandra Flores – BLes

¿Se está preparando Suecia para una guerra civil por la escalada de violencia inmigrante?
4.8 (96.36%) 11 votos

Compartir
Categorías: Mundo Opinión

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds