LONDRES (AP) — El ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, dijo el martes que Rusia solo cooperará con Gran Bretaña en la investigación sobre un exespía ruso si recibe muestras del agente nervioso que se cree intoxicó al exagente y a su hija.

Lavrov dijo a la prensa el martes que la solicitud rusa de ver muestras de la toxina se había rechazado, algo que describió como una violación de la Convención de Armas Químicas, que prohíbe la producción de armas químicas. El canciller insistió en que Rusia “no tiene la culpa” del envenenamiento.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo el lunes que el exespía ruso Sergei Skripal y su hija habían sido envenenados con un agente nervioso de producción militar, en concreto con una clase de toxina desarrollada en la Unión Soviética. May dio a Rusia hasta el martes para explicar cómo había llegado la sustancia a territorio británico.

Lavrov dijo el martes que Moscú está dispuesto a cooperar con las pesquisas, pero sugirió que a Londres “le iría mejor” cumpliendo sus obligaciones internacionales “antes de lanzar ultimátums”.

Agencias rusas indicaron más tarde que el Ministerio ruso de Exteriores había convocado el martes al embajador británico en Moscú debido a la disputa.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds