Redacción Bles – El cuerpo de bomberos de Irun, provincia de Guipúzcoa, País Vasco, rescató en la madrugada del pasado viernes una tortuga laúd gigante que había quedado atrapada en las amarras de un barco, en el puerto español de Hondarribia.

La tortuga laúd, enganchada con las cuerdas de fondeo de un barco pesquero en Hondarribia. / BOMBEROS GIPUZKOA

La tortuga de casi metro y medio de longitud y media tonelada de peso, había quedado enganchada con unas cuerdas de fondeo, y no pudo liberarse por sí misma. El grupo de bomberos de la Diputación, con gran pericia, llevó a cabo un operativo de rescate, procurando que, sin lesiones, pudiera el animal regresar lo antes posible a mar abierto.

 «Parecía estar algo desorientada, pero finalmente logró salir del puerto», afirmó el jefe de la unidad.

La alerta del atrapamiento de la tortuga en aguas del puerto, fue enviada por el Centro de Coordinación Bai Esan, al equipo de bomberos antes de la media noche del viernes. «El animal permanecía enganchado por una aleta y la cabeza a una cuerda de fondeo y no podía salir por sus propios medios», explicó el encargado de la unidad.

Poco tiempo después, algunos bomberos pudieron acercarse al animal y cortaron las cuerdas que la sujetaban, liberándola completamente. Ya libre, la tortuga comenzó a deambular desorientada por el puerto.

«Parecía estar un tanto perdida y al poco volvió a engancharse con otras cuerdas, por lo que hubo que volver a rescatarla», afirmó un bombero.

Cerca de la una de la madrugada, nuevamente fue liberada de las recientes ataduras que la atraparon, y por fin consiguió salir del puerto, no sin antes chocar con unos barcos anclados.

Tortuga laúd.

Las tortugas laúd (Dermochelys coriacea) son las tortugas marinas más grandes del mundo, llegando a crecer hasta dos metros de largo, y pesar más de 900 kilogramos. Estas reliquias reptiles son los últimos representantes de una familia de tortugas que tiene sus raíces evolutivas hace más de 100 millones de años.

Las tortugas laud, a diferencia de las demás tortugas marinas, tienen el caparazón algo flexible y casi gomoso al tacto. Pueden sumergirse a 1.280 metros de profundidad y quedarse bajo el agua durante 85 minutos. Se las puede encontrar en el trópico y en las aguas del Atlántico, Pacífico, Índico y Mar Mediterráneo.

Desafortunadamente, la población de tortugas laúd está disminuyendo velozmente en el mundo y en México están en riesgo grave de extinción.

videoPlayerId=fd76431e4

Ad will display in 09 seconds
Rescatan a una tortuga laúd, la especie más antigua del mundo, en el País Vasco
5 (100%) 4 votos
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds